Caos en la carrera décima por cierre de carriles

Caos en la carrera décima por cierre de carriles

Cambios de movilidad no se socializaron y no hubo pedagogía. Buses duales de la 7.ª, con normalidad.

notitle
28 de octubre 2013 , 09:02 p.m.

Desde este lunes, transitar por la carrera 10.ª se convirtió en un infierno peor al habitual ya que los tres carriles por sentido se redujeron a solo dos, sin que uno solo de los buses viejos saliera de circulación.

Esto, para que pasaran los 30 buses duales de la ruta L 7 –con puertas en ambos costados– que ruedan por allí y se conectan con la carrera 7.ª por medio de la estación del Museo Nacional.

“¿Por qué las frecuencias de la ruta L7 son tan largas? Más de 10 minutos entre bus y bus. Lo peor, llegan repletos”, dijo @gonzaletes, a través de Twitter.

Según Humberto Gómez, subgerente de TransMilenio, los usuarios no tuvieron dificultades para subirse en los buses duales, pues ya estaban habituados a los del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) de la carrera la 7.ª. “El sábado hubo 1.000 pasajeros; el domingo, otros 2.000 y el lunes llegamos a los 7.000, hacia las 7 p. m.”, dijo.

Ni autoridades ni usuarios de aplicaciones móviles como Waze reportaron congestiones en la calle 72 y la carrera 7.ª, por donde pasan los nuevos buses.

Donde sí se reportó caos fue en la carrera 10.ª, pues aún funcionan 101 rutas del transporte colectivo que movilizan cerca de 26.000 pasajeros por hora sentido.

EL TIEMPO recorrió el lunes la carrera 10.ª, entre calles 26 y 1.ª (avenida Hortúa). El trancón fue de tal magnitud que ese trayecto de 20 cuadras tomó 33 minutos. La cola de buses ocupó hasta tres cuadras por sentido, en las horas pico, pues los carros particulares, busetas, taxis y motos ya no tienen autorización de la Secretaría de Movilidad para usar los carriles exclusivos de TransMilenio, dada la operación de los buses duales.

¿Cuándo desaparecerán los buses antiguos? Aunque hace un año comenzó la implementación del (SITP), aún no se ha montado la primera ruta de la carrera 10.ª.

Según Martha Coronado, directora de estudios sectoriales de la Secretaría de Movilidad, “solo ahora se pueden sacar los buses viejos, de manera gradual”, pues muchos de estos dependían de que se implementaran las nuevas rutas en la 7.ª para poder desmontarlos.

TransMilenio aseguró que en los próximos 15 días se comenzarán a sacar de circulación seis rutas de la 10.ª y la 7.ª: la 253 (con 26 busetas), la 257 (con 28 busetas), la 3 (con 23 microbuses) y la 689 (con 55 buses).

No hubo pedagogía

Cambios en movilidad de la 10.ª no se socializaron

Aunque desde el sábado se les prohibió a los carros particulares, taxis, motos y busetas circular por los carriles exclusivos de TransMilenio de la carrera 10.ª, ni la Policía de Tránsito ni la Secretaría de Movilidad hicieron pedagogía para que los ciudadanos no cayeran en la infracción. De hecho, varios vehículos no autorizados aún usaban esos carriles para huir de las lluvias y del trancón, sin que se les impusieran comparendos.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.