'Parece que las Farc odian a los pobres': Mindefensa

'Parece que las Farc odian a los pobres': Mindefensa

El ministro Juan Carlos Pinzón dice que el país está deseoso de que las Farc entreguen las armas.

notitle
27 de octubre 2013 , 10:10 p.m.

Con fuertes críticas a las acciones de las Farc contra los colombianos, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, habló del proceso de paz que el Gobierno adelanta con esa guerrilla. Señaló que si los diálogos no prosperan, las Fuerzas Armadas continuarán debilitando a las Farc.

El plan del Gobierno es que para el 2014 la guerrilla no sea una amenaza tan fuerte, como lo era, para la seguridad nacional. ¿Se están cumpliendo los tiempos?

Vamos avanzando. Si uno mira las estadísticas puede observar que cerca del 91 por ciento del territorio nacional ya no es víctima de acciones subversivas de actos de terrorismo, eso significa que el esfuerzo de las Fuerzas Armadas ha venido liberando al país de esa situación. No es menos cierto que hay nuevos retos en materia de seguridad: las organizaciones criminales, las bandas criminales, incluso las acciones de terrorismo en áreas marginales del país, que hacen mucho daño a los más pobres en esas regiones. Es algo que uno lamenta mucho de esa actividad demencial de los grupos terroristas: es que dejar sin luz a un municipio como Tumaco solo afecta a la población más pobre. Dejar sin agua a un municipio como Tibú solo afecta a la población más pobre, eso es demencial. La Fuerza Pública seguirá persiguiendo a esta gente y la seguiremos degradando. En el caso de las Farc han caído 37 jefes de gran nivel en los últimos 3 años, se han desmovilizado más de 2.000 y el análisis de inteligencia estima que los hombres en armas se han venido reduciendo en los últimos años.

El país se acostumbró a los grandes golpes contra la guerrilla y bandas. ¿Por qué no han vuelto a caer esos jefes guerrilleros que el país tiene en la memoria?

En el caso de las Farc, porque la mitad del secretariado no está aquí, el 60 por ciento está en el exterior. En el del Eln, el comando central de esa organización hace muchos años no está en Colombia, pero sí han caído los jefes regionales de estos grupos. En lo que tiene que ver con las bandas criminales todos esos grandes jefes ya cayeron, ahora los golpes que se dan son contra personas que la gente no conoce, y hay muchos conocidos a los que seguramente les va a llegar su hora.

En ese orden de ideas, ¿debería haber más cooperación regional para colaborar con la seguridad y con la paz de Colombia?

En eso ha habido mucho esfuerzo. Yo resalto, por ejemplo, lo que ocurre con Panamá y con Ecuador, donde hay una colaboración muy grande. Ojalá sea ese el camino en todos los casos.

¿Y con Venezuela?

En la reciente visita que hicieron las autoridades de Venezuela a Colombia, les dijimos con mucha franqueza que el frente 59 de las Farc pasa la frontera y hace atentados en Colombia. En la frontera con Norte de Santander hay colaboración para enfrentar las bandas criminales, pero esperamos que haya colaboración en la lucha contra las Farc en La Guajira, en el Cesar y en Arauca, donde hacen una acción e inmediatamente se pasan para otro lado. Eso no es aceptable y requiere cooperación entre ambas naciones. Eso tiene que darse.

¿Qué pasa en Tumaco, puerto del Pacífico que durante tres semanas ha estado sin luz, en medio de los diálogos de paz?

Yo lamento lo que pasa en Tumaco por el pueblo, por los más pobres. Las Farc pareciera que odian a los pobres, esa es mi conclusión real. Parece que todo lo que hacen es para que la gente más pobre no pueda regresar, para que no puedan tener un empleo o una alternativa de progreso. Tumban las torres y fuera de eso dejan la zona como campo minado. Yo me pregunto qué tiene que ver eso con una confrontación, con una actividad revolucionaria.

Se ha hablado mucho de la suspensión de los diálogos. Si no hay una conversación con las Farc, ¿cuál será el papel de las Fuerzas Militares?

Lo que determine el Presidente de la República. Es el Presidente el que ha ordenado la ofensiva permanente contra los grupos terroristas, contra las bandas criminales y delincuenciales, y seguramente lo que aquí se hará es lo que el presidente vaya determinando. En ese tema de los diálogos con las Farc hay que acompañar al Presidente, apoyar las decisiones porque son decisiones responsables que buscan que el pueblo colombiano esté mejor, y debo decirlo que siempre ha mantenido la postura de total firmeza a la hora de perseguir a las organizaciones terroristas.

¿Cree que se han cumplido todas las expectativas de la comunidad internacional y de Colombia en La Habana?

Lo que creo es que el país está deseoso de ver a las Farc entregando las armas, desmovilizándose e integrándose en el marco de los acuerdos que el gobierno del presidente Santos ha ofrecido, pero ya es hora de que dejen de perseguir a los pobres y al pueblo colombiano, que dejen en paz a la sociedad en general y entreguen sus armas, eso le va a dar tranquilidad y confianza al pueblo colombiano, eso es lo que tienen que hacer.

¿En un proceso de paz moderno sin entrega de armas es viable?

No, en el caso de Colombia no es factible, si no hay entrega de armas aquí hay una Constitución y una ley que obliga a las instituciones a perseguir a los delincuentes. Se estaría atentando contra la Constitución.

¿Cómo analiza, en términos electorales, que los diálogos con las Farc se puedan congelar?

Yo en eso acompañaré las decisiones que tome el Presidente de la República, y así lo hará la fuerza pública. Es el Presidente quien debe decir cuáles son las decisiones; las Farc deberían entender que el presidente Santos es un hombre generoso, firme y que al pueblo colombiano se le está agotando la paciencia.

¿Qué pasaría si esto no llega a un buen término?

Se seguirán debilitando las Farc y se seguirá construyendo la paz como se ha venido construyendo, con el esfuerzo y el sacrificio de las Fuerzas Militares, la Policía, con el trabajo coordinado con las autoridades judiciales que es lo que corresponde en el Estado de derecho. Eso es lo que las Farc deben visualizar, que por la razón o por la fuerza en Colombia tiene que haber paz.

REDACCIÓN JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.