Una familia perseguida por los accidentes de tránsito

Una familia perseguida por los accidentes de tránsito

Con la muerte de Leidy Pineda García, son cuatro las desgracias que han sufrido los Pineda.

notitle
27 de octubre 2013 , 09:17 p.m.

La familia Pineda no puede, no quiere comprender el destino trágico que le tocó. En los últimos años, tres familiares y una amiga cercana han muerto por la misma causa: un accidente de tráfico.

La vida parece haberse ensañado con ellos, castigándolos con una prueba insoportable. El accidente del viernes pasado, que terminó con la vida de Leidy (de 17 años) y dejó en la clínica a su hermana Dayana (de 15), vino a sumarse a un problema que ya venía rondando a la familia: el de los conductores irresponsables.

Se trata de un problema que en Bogotá cobra sus víctimas permanentes. Y que, en lugar de bajar sus tasas de mortalidad, parece mantener cifras estables pero no por eso menos alarmantes.

En la tarde del domingo, en la funeraria Los Olivos, fue velada Leidy Pineda García. La familia se mostró desconsolada. La madre se aferraba al ataúd como un náufrago a una tabla que se escapa. Lloraba desconsolada, sin pausa, mientras que su hijo, Jonatan Pineda, de 26 años, se unía a su lamento de largas horas.

Marta García, tía de las niñas, cuenta que la madre se encuentra sumida en un dolor profundo. Es tan fuerte el impacto del accidente en la familia que han decidido, por ahora, no dar declaraciones a los medios.

Sin embargo, quieren que en el momento en que se decidan a contar su historia la brutalidad del hecho ayude a sensibilizar a una población que no debe permitir que estos casos queden sin castigo.

“Los medios deben ayudarnos a capturar al tipo que nos quitó a Leidy”, fue lo único declaró Marta.

Por su parte, Jonatan dijo que en los cuatro casos que ha podido seguir de cerca, la Policía nunca ha hecho nada. “No es justo que pasen estas cosas y se mueran personas solo porque en este país no hay normas”, dijo.

Dayana Pineda, la niña que sobrevivió al accidente, se encuentra en la Clínica La Misericordia, donde ya fue operada. Allí deberá permanecer en recuperación unos días más, mientras se estabiliza por completo.

Sobre la denuncia de los vecinos y familiares respecto al posible cambio de conductor, la Policía aún no se ha pronunciado. La mujer que aparece como la culpable de los hechos sigue siendo la directa responsable.

‘Cambiaron de carro; el conductor era un hombre’: testigos

Según varios vecinos del barrio San Bernardo (carrera 11A con calle 1.ª), donde sucedió la tragedia de las hermanas Pineda, el conductor del vehículo que embistió a las jóvenes era un hombre que vestía camisa blanca.

“No era ninguna señora; yo vi cuando el señor que venía manejando se salió por la ventana al ver que la puerta no le abría”, aseguró Sandra García, quien dice ser una de las testigos presenciales del hecho.

Según otros testimonios recogidos en el lugar del accidente, junto al carro blanco que atropelló a las hermanas venía uno de color negro del cual se bajó una mujer, quien sería la que minutos más tarde se haría pasar por la responsable de los hechos.

Cuentan algunos vecinos que el supuesto conductor del vehículo que ocasionó el accidente iba en estado de embriaguez. “Todo el mundo se dio cuenta de que sacaron botellas del carro blanco y las metieron al otro. La Policía estaba en el lugar, vio lo que estaba ocurriendo y no hizo nada”, aseveró Nohora Ortiz.

“Había como 10 policías en el lugar, todos vieron cómo ocurrieron las cosas y ninguno hizo nada; ellos les colaboraron a los del carro a hacer el cambio”, aseguró otro de los vecinos del sector.

La Policía no se ha pronunciado sobre estas denuncias.

Segunda causa de muertes

Según el más reciente informe del Banco Mundial, las estadísticas de víctimas mortales por siniestros de tránsito en Colombia, en los últimos años, se mantiene: más de 5.500 muertos por año.

El informe revela que, después de los homicidios, los accidentes de tránsito son la segunda causa de muerte en el país. También declara que la mitad de las víctimas de este tipo de incidentes son jóvenes y que, además, Colombia tiene uno de los índices de siniestralidad más elevados en el mundo en cuanto a peatones, ciclistas y motoristas se refiere.

Son las grandes ciudades las que presentan el 70% de las muertes por accidentes de tránsito y casi el 87% de los lesionados.

Sin embargo, Bogotá no es la que más muertes aporta. Por encima están Antioquia y Valle del Cauca, con el 15 y 12%. Bogotá, con un 10 %, se ubica de tercera.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.