'El celular de Merkel es espiado desde el 2002': Der Spiegel

'El celular de Merkel es espiado desde el 2002': Der Spiegel

La Casa Blanca insiste en que el presidente Obama no estaba enterado de las interceptaciones.

notitle
26 de octubre 2013 , 08:37 p.m.

Estados Unidos contaba en 2010 con alrededor de ochenta equipos de espionaje de la CIA y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) en todo el mundo, 19 de ellos en ciudades europeas como Madrid, Berlín, París, Roma, Praga y Ginebra, según el semanario ‘Der Spiegel’.

En un avance de la edición que llega a los quioscos este domingo, la revista devela informaciones de carácter reservado de los servicios de inteligencia estadounidenses, según los cuales el teléfono móvil de la canciller alemana, Angela Merkel, se encuentra en la lista de objetivos de NSA desde hace más de 10 años (2002).

Basándose en documentos de esta agencia, apunta a que el teléfono de la canciller seguía entre los objetivos del espionaje de EE. UU pocas semanas antes de la visita que realizó en junio a Berlín el presidente estadounidense, Barack Obama.

El número de móvil aparece identificado como ‘GE Chancellor Merkel’, aunque no se especifica qué tipo de comunicaciones eran espiadas, si todas las conversaciones o sólo los datos de los contactos.

Una unidad denominada Special Collection Service (SCS) sería la encargada de recoger la información, con ayuda de un equipo, no registrado legalmente, situado en la embajada de Estados Unidos en Berlín. En la legación diplomática, situada junto a la emblemática Puerta de Brandeburgo y a menos de un kilómetro de la sede de la Cancillería, trabajan, según la revista, técnicos de la NSA y de la CIA, encargados de espiar con sofisticadas antenas las comunicaciones que se registran en el barrio en el que se encuentran los principales edificios del Gobierno alemán. Que esas instalaciones fuesen identificadas como postes de escuchas “dañaría gravemente las relaciones de Estados Unidos con un gobierno extranjero”, se reconoce en un documento de la SCS clasificado como ‘alto secreto’.

Las revelaciones han caído como una bomba pues no solo dan fe de que Washington espía a sus enemigos sino también a sus más cercanos amigos.

Gobiernos como el de Brasil y el propio alemán anunciaron que impulsarán en la ONU una resolución sobre protección de las libertades individuales, y otros gobiernos han llamado a los embajadores estadounidenses a sentar su protesta y a exigir explicaciones.

Sin embargo, en términos generales, se considera que la reacción europea ha sido tibia, pues ponderan que no es buena idea dañar las relaciones con su socio estratégico. Su furia quizás solo sirva para sus auditorios internos. “No se trata de aumentar la presión inútilmente sino de encontrar una solución”, justificó el viernes el primer ministro belga, Elio Di Rupo en Bruselas, capeando la lluvia de revelaciones. En Washington, miles de personas se congregaron para pedir el cese del espionaje por parte de la NSA.

Cameron no fue ‘chuzado’

La Casa Blanca aseguró que las llamadas del primer ministro británico, David Cameron, no han sido vigiladas por EE. UU., según dijo la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional Caitlin Hayden. “Puedo confirmar que su comunicación no ha sido, ni será, vigilada”, afirmó.

EFE/REUTERS/AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.