Secciones
Síguenos en:
Con polémica comienza segundo día de convención uribista

Con polémica comienza segundo día de convención uribista

Fallas en registro y votación. Acusaciones entre candidatos. Uribe, al frente del proceso.

notitle

Tensión y caos. Eso fue lo que se vivió este viernes en la convención del uribismo para elegir a su candidato presidencial.

El registro de los 1.312 delegados que podían votar para la escogencia del candidato presidencial entre los tres aspirantes (Francisco Santos, Óscar Iván Zuluaga y Carlos Holmes Trujillo) se convirtió en un caos del encuentro. Incluso motivó la ira del expresidente Álvaro Uribe, amo, dueño y señor de este proceso.

El desorden comenzó desde las 9 de la mañana, hora en la que debía iniciar la convención.

A primera hora, los tres precandidatos se encontraron con que había líos en la inscripción de los 150 delegados que cada uno acreditó.

Ese proceso retrasó en más de tres horas el comienzo del encuentro. Los precandidatos se pusieron al frente para garantizar que sus ‘fichas’ estuvieran inscritas. Pero el asunto llegó a oídos del expresidente Álvaro Uribe, quien personalmente pidió que en tanto no estuviera registrado el último de los delegados no se iniciara la convención.

“Prefiero suspender por unas horas la convención, mientras solucionan el desorden”, aseguró el exmandatario, quien no se movió de las mesas de registro.

De un momento a otro, Uribe apareció en el pabellón ocho de Corferias, donde miembros de la Fuerza Pública requisaban persona por persona para permitirles el acceso. Uribe, como una tromba, llegó hasta el sitio, les pidió que dejaran entrar de inmediato a todos los asistentes y él mismo abrió dos puertas adicionales para que pudieran pasar.

Luego, y a pesar de que había maestra de ceremonias, él tomó el micrófono y dirigió el evento.

La convención también pareció este viernes un recuerdo del gobierno de Uribe. Allí estuvieron algunos de sus exministros: Fabio Valencia Cossio, Diego Palacio, Consuelo Araújo, Cecilia María Vélez, María del Rosario Guerra.

La agenda contemplaba que este viernes se comenzarían a debatir los dos primeros temas, y que tan pronto los tres precandidatos terminaran sus intervenciones, los delegados harían su votación. Pero como el tema seguía enredado, Uribe decidió que primero se hicieran las exposiciones y después sí votaran.

Pero cuando se iba a iniciar la votación se desató la tempestad. Hubo reclamos porque algunos delegados no estaban inscritos. Incluso los de Carlos Holmes dijeron que se habían desaparecido algunas acreditaciones.

En el salón comenzaron a circular rumores de que algo irregular estaba pasando. Ante esto, Uribe anunció: “Esto va a ser demorado, pidan gaseosa y pidan sándwiches porque esto se va a alargar”, y agregó: “Yo no presiono ni me dejo presionar”. Incluso el expresidente, ya con la voz totalmente agotada, dijo que había que pagarles el parqueadero a los asistentes.

Carlos Holmes, uno de los más afectados por la falta de delegados, alertó: “Si está claro todo, que se vote, o de lo contrario no”.

Zuluaga, mientras tanto, le decía al expresidente: “Hoy hay que votar”.

Este caos obligó a que el comité de garantías hiciera una reunión de emergencia. Tras esto llegó la solución. Uribe anunció que no se votaría con escarapela, sino con la cédula y con tinta indeleble, como se votaba hace muchos años. Era una garantía de última hora.

Ante los gritos de “¡faltan garantías!”, Uribe anunció que los resultados de la votación correspondiente a los dos primeros temas debatidos serían dejados en una urna triclave prestada por la Registraduría, la cual quedaría en un salón custodiado por la Policía y con una cámara de seguridad. Había temor.

En más de una ocasión, durante la noche las propuestas del expresidente para la votación fueron rechazadas con gritos de los delegados. La gente quería votar y marcharse. Había cansancio.

Pasadas las 9 de la noche llegó una mantecada con gaseosa para calmar el hambre y el ánimo de los convencionistas.

Los asistentes llegaron a agolparse en una enorme fila, a empujones, para iniciar la votación.

Algunos de sus exfuncionarios, como Luis Alfonso Hoyos y Darío Montoya, se apretujaban. Igualmente, hicieron presencia militares retirados como los generales Harold Bedoya, Héctor Fabio Velasco y el almirante (r) Gabriel Arango Bacci.

La convención se reanudará este sábado para elegir su candidato presidencial.

Encuestas con Santos

Francisco Santos es el que tiene la mejor intención de voto entre los tres precandidatos uribistas, según una encuesta de Cifras y Conceptos que fue revelada este viernes. El 31% dijo que votaría por Santos; el 7%, por Óscar I. Zuluaga, y el 6%, por Carlos H. Trujillo.

Pese a esto, el 55 por ciento de los encuestados está indeciso. Santos también presentó en la convención una encuesta hecha por Polimétrica, en la cual él tiene una intención de voto del 55%, seguido por Zuluaga con el 11% y en último lugar Trujillo con el 7%.

REDACCIÓN POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.