Secciones
Síguenos en:
Estambul, una de las ciudades más atractivas del planeta

Estambul, una de las ciudades más atractivas del planeta

Puente entre Asia y Europa, la ciudad turca es historia, arquitectura y coloridos mercados.

notitle

Hay cosas, momentos, que no se olvidan. Aunque pasen los años. Para un periodista que hace unos días volvió a esta ciudad luego de un lustro, estar sentado en el bar del piso 15 del hotel Conrad, en la terraza, al ocaso, es mágico. La noche está clara y cálida. En frente, el Bósforo y la parte asiática de esta ciudad. Las luces de los barcos que pasan por el estrecho y el llamado de los almuecines convocan a la última oración de la jornada. Estambul tiene sabor a especias. A especias visuales.

Bizancio, luego Constantinopla y ahora Estambul, recibe alrededor de 9,5 millones de turistas al año. Motivos no faltan. La mezcla de culturas y religiones, su historia cambiante y muchas veces trágica, de conquistas e imperios, su geografía; la cantidad de estímulos para el visitante la hacen una de las ciudades más atractivas del planeta.

Mezquitas, catedrales y sinagogas, mujeres cubiertas de negro de pies a cabeza y otras con una camiseta y shorts, retratos de Kemal Atatürk (el padre de la Turquía moderna) que nos miran desde carteles gigantes hasta los billetes y las monedas, Europa y Asia separadas por casi nada, el regateo de sus comerciantes y el hablar a los gritos del turco en la calle son una variopinta muestra de lo que podemos encontrar en la otrora capital de los imperios bizantino y otomano.

¿Por dónde empezar un recorrido? Por el presente del pasado.

La península donde se ubica el centro histórico está del lado europeo, rodeada por el mar de Mármara, el Bósforo y el Cuerno de Oro. Allí encontramos la catedral de Santa Sofía, las mezquitas más imponentes y el palacio de los sultanes, Topkapi.

Mandada a construir por el emperador bizantino Justiniano e inaugurada en 537, la catedral de Santa Sofía o Haghia Sofia –traducción en griego de Santa Sabiduría– fue el faro de los cristianos ortodoxos de todo el mundo hasta la captura de la ciudad por los turcos, en 1453. Convertida en mezquita por ellos, lo fue hasta que Kemal Atatürk decidió que se convirtiera en museo.

Se respetaron las construcciones hechas por los musulmanes –como minaretes y las fuentes de abluciones en su exterior y el mihrab, en el interior, que indica la dirección a La Meca–, pero se descubrieron y restauraron los increíbles mosaicos cristianos que yacían bajo el cemento que le habían puesto encima. Así vieron la luz nuevamente las imágenes de Dios, Cristo, santos, emperadores y emperatrices.

Posiblemente nos encontremos con una larga fila que comienza en una de las columnas, la llamada Pilar del Llanto. Según la leyenda, Justiniano apoyó su cabeza para aliviar su jaqueca. Desde esa época tocar la piedra de una determinada manera tiene poderes curativos.

Apenas al traspasar las puertas de esa construcción sagrada nos quedamos sin aliento. La cúpula de la nave principal tiene 55 metros de altura. ¿Cuántas cosas se habrán vivido desde su edificación? Coronaciones, saqueos –como el vivido durante la Cuarta Cruzada en 1204, maravillosamente descrito por Umberto Eco en su Baudolino–, millones y millones de rezos en los más diversos idiomas.

Hoy, para ingresar hay que pagar 25 liras turcas ( 23.600 pesos). Salimos de Santa Sofía (en turco, Aya Sofya) y caminamos por la plaza que la separa de la mezquita del sultán Ahmet, aunque es más conocida como Mezquita Azul. Si preguntamos su nombre en turco es Sultanahmed Camii. Nos paramos equidistantes de los dos templos y parece que quieren competir por quién se acerca más a Dios. El porqué del azul en el nombre de la mezquita no se refiere a su exterior, sino al recubrimiento de las paredes del recinto donde se reza. Construida entre 1609 y 1616, tiene más de 20.000 azulejos en 70 estilos diferentes.

Al atravesar las puertas de la Mezquita Azul, a nuestra izquierda, está el lugar donde se erigía el hipódromo bizantino, del que solo quedan unos obeliscos.

Seguimos caminando por la traza imaginaria de él y nos vamos a encontrar con la Cisterna Basílica (la entrada cuesta 10 liras turcas - $9.400-), una de la serie de depósitos subterráneos construidos por los bizantinos para abastecer a la ciudad de agua potable. Tiene 336 columnas en su interior y está abierta a las visitas.

Noches de pasión y de chismes en el harén

Intrigas palaciegas, chismes, concubinas, favoritas, eunucos negros, sultanas madres, tardes de hastío y noches de pasión obligada. Todo esto a muchos les surge cuando recorren el harén (o serrallo) del palacio Topkapi, la residencia de los sultanes y sede del gobierno durante el imperio otomano.

El complejo de Topkapi -cuyo sitio oficial es www.topkapisarayi.gov.tr - comprende, además del harén, donde vivían las amantes, las esposas y los hijos pequeños de los sultanes, pabellones para actividades oficiales, biblioteca, colecciones de objetos de arte, joyas, armas y vestimentas ricamente adornadas. El harén mismo es un laberinto de habitaciones, pasillos y salas de reunión.

La entrada al palacio de Topkapi cuesta 25 liras turcas (23.600 pesos) y habrá que pagar 15 liras (14.000) más si se quiere entrar en el harén. Su terraza es un fuerte imán.

Si usted va

Los colombianos no necesitan visa si van como turistas (máximo 90 días). El viaje se puede hacer Bogotá-Madrid-Estambul.

Turquía tiene buenas autopistas. Los turcos son amables y hay seguridad en el país. El idioma es el turco, pero con inglés el turista se puede desenvolver.

En los mercados y pequeñas tiendas la norma es regatear y así se obtienen precios bajos. Para hacer estos recorridos se puede alquilar un vehículo. Embajada de Turquía en Bogotá: 321 0070. La oficina de Yunus Yamán, en Bogotá, cel. 317 538 8040.

LA NACIÓN (ARGENTINA) - GDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.