Diez cosas que hace un año no sabíamos de Marte

Diez cosas que hace un año no sabíamos de Marte

Misiones como la del robot Curiosity han permitido hallar nuevas características del planeta rojo.

notitle
22 de octubre 2013 , 11:59 p.m.

Una de las mayores obsesiones de la raza humana ha sido revelar los secretos del planeta más enigmático del sistema solar: Marte. Y por una sencilla y nada despreciable razón: tendría la capacidad de albergar asentamientos humanos en un futuro no muy distante.

No en vano, agencias espaciales y empresas privadas ya están planificando misiones tripuladas al planeta rojo, que amartizarían en su superficie entre el 2025 y el 2035. Esta pretensión ha venido cobrando fuerza con los recientes hallazgos hechos tanto por las sondas que lo orbitan como por el robot Curiosity, que lleva más de un año recorriendo y estudiando su superficie.

“Antes pensábamos que era un planeta muerto, sin actividad –afirma la colombiana Adriana Ocampo, directora de la división de ciencias planetarias de la Agencia Espacial Estadounidense, Nasa-. Hoy sabemos, gracias a misiones como Curiosidad, que amartizó en agosto del 2012, que allí existe el agua líquida, clave para que se dé la vida como la conocemos”.

De hecho, se concluye que millones de años atrás, Marte era un lugar más propicio que la Tierra para que la vida se diera y que incluso esta vino del planeta rojo a través de un meteorito. También, que podría albergar restos de vida microscópica, a pesar de la hostilidad que ofrece su ambiente.

Incluso, Curiosity confirmó hace poco que algunos de los meteoritos que han caído a la Tierra realmente provienen de Marte, tras detectar la presencia del gas inerte argón en la atmósfera marciana, en dos formas específicas (argón-38, pesada, y argón-36, liviana), las mismas halladas años atrás en los meteoritos analizados.

Recientemente, el estudio de un meteorito marciano demostró que había boro y una forma mineral oxidada de molibdeno en Marte, elementos claves para la unión de átomos en moléculas generadoras de vida.

La Nasa tiene un listado de 57 meteoritos marcianos que han golpeado a la Tierra. “En estas rocas queda registrada la composición de la atmósfera donde se formó y sabemos que vinieron de Marte. Una teoría que se maneja es que primero se formó allí la vida. En esa época temprana de formación del Sistema Solar, Marte fue bombardeado y un fragmento de esa roca, eyectado por el proceso de impacto, trajo material orgánico que pudo haber sembrado la vida en la Tierra. Por eso se dice que nosotros somos los marcianos”, explica Ocampo.

Marte, un vecino distante de la Tierra entre 59 y 102 millones de kilómetros (distancia que depende del movimiento de ambos planetas alrededor del Sol), es de naturaleza rocosa, con una atmósfera delgada formada por dióxido de carbono y una superficie dominada por el óxido de hierro. Sin embargo, es el más parecido a la Tierra y podría ser el primero en ser visitado por humanos.

Estas son las diez cosas que no se sabían del planeta rojo hace un año y que han sido reveladas gracias a misiones como las del robot Curiosity.

1. El planeta rojo habría sido propicio para la vida microbiana. El análisis del polvo que el robot extrajo de una roca y puso por primera vez dentro del espectrómetro que tiene a bordo, arrojó que en la superficie marciana hay nitrógeno, azufre, hidrógeno, oxígeno, fósforo y carbono, elementos propicios para la vida microbiana.

2. Los análisis de la primera muestra tomada por Curiosity muestran el alto porcentaje de agua en el suelo marciano, que es de un 2 por ciento. Según Adriana Ocampo, Marte pudo haber tenido grandes lagos. Hoy se sabe que tiene agua líquida, clave para que se dé la vida como la conocemos. En el lugar donde amartizó Curiosity había agua que fluyó con mucha energía, pues quedó reflejado en las capas de las rocas. El líquido se encuentra más en la zona ecuatorial marciana, como agua vertiente. “Hemos visto imágenes donde hay una ladera y, al día siguiente, se ven deslizamientos y para que estos existan debe haber agua que fluya. El planeta es dinámico y de ahí el interés de buscar posibles nichos en los cuales la vida se dio o se esté dando”, explica la experta.

3. La superficie marciana contiene material arcilloso orgánico. La arcilla juega un papel clave en la creación de las moléculas de la vida.

4. Alta radiación en su atmósfera, más de lo que se creía. Con este hallazgo, dice Ocampo, se podrán diseñar mejor los trajes espaciales de la futura tripulación, y así poderles garantizar a los astronautas que sobrevivan a la radiación del medio ambiente espacial y a la de Marte.

5. La capa superior de la atmósfera marciana es ácida. “Es como si hubiera sido erosionada y no sabemos por qué. Hay varias teorías para explicar la pérdida de las capas más altas y externas, y una de ellas pudo ser por asteroides que impactaban el planeta, los cuales fueron erosionando la atmósfera”, explica Ocampo. Marte cuenta con la mitad de diámetro de la Tierra y tiene menos capacidad gravitacional de mantener moléculas sobre su superficie o una atmósfera.

6. En Marte llueve y hay escarcha. Tiene una atmosfera más compleja que la terrestre: se ha visto escarcha sobre su superficie y en sus polos hay dióxido de carbono en forma hielosa. Su atmósfera puede condensar lo suficiente el agua para que haya nieve en Marte. También se sabe que tuvo un campo magnético más activo y luego desapareció y este campo es clave porque protege al planeta y permite que las moléculas orgánicas se desarrollen y evolucionen hacia la vida.

7. El agua no es tan salina. Es más dulce de lo que se pensaba y esto es importante, porque esta característica aporta mejores condiciones para el desarrollo de la vida.

8. Parece tener actividad sísmica, pequeños “marsquakes”. Tiene casi cuatro estaciones, pues la inclinación de su eje superior es similar al de la Tierra.

9. Tiene remolinos de viento y hay épocas del año en que esas grandes tormentas de vientos transforman la superficie del planeta. Se vuelve opaca.

10. Marte está cubierto por una especie de arena que se mezcla y se mueve por todo el planeta por continuas tormentas de polvo.

ANDREA LINARES
REDACCIÓN VIDA DE HOY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.