'Tolerar conductas violentas de menores no es bueno para la sociedad'

'Tolerar conductas violentas de menores no es bueno para la sociedad'

Antropóloga analiza estos comportamientos de niños y jóvenes. Caso en Bogotá prendió las alarmas.

notitle
22 de octubre 2013 , 09:07 p.m.

El caso del joven de 14 años que le quemó la cara a un menor de 10 porque este no le prestó su bicicleta plantea una pregunta esencial. ¿Hasta dónde llegarán las actitudes violentas y criminales de los menores de edad?

Myriam Jimeno, antropóloga y profesora titular de la Universidad Nacional, analiza el fenómeno.

¿Cómo se explica que un niño, menor de 14 años, cometa un delito contra otro menor, con sevicia extrema?

La violencia es algo que se forma muy temprano en los seres humanos a partir de los modelos buenos, malos, agresivos, o solidarios que tengamos más cerca: padres, hermanos, amigos o vecinos. Podemos apropiarnos de esos comportamientos. No es extraño entonces que un niño se apropie del uso de la violencia.

Y la sevicia extrema, ¿es un fenómeno reciente?

Yo no he visto estadísticas que muestren que ahora hay más sevicia que hace diez o veinte años. Lastimosamente las personas han recurrido a ella y ahí es importante que tengamos más controles sociales. Que nos expliquen en qué consiste la falla moral de hacerle daño al otro. De usar la violencia contra otros, sean humanos, animales o cosas. Debe existir la pedagogía del autocontrol.

Eso se entiende desde la prevención pero ¿qué hacer cuando un menor ya tiene un historial de criminalidad y de violencia?

Hay que tomar medidas en paralelo. Cuando ya se han cometido los actos debe haber sanciones claras e inequívocas en donde quede claro que es inaceptable usar formas de violencia. En ese caso se necesitan las sanciones y los castigos que correspondan según la legislación nacional. Pero, al mismo tiempo, se necesita emprender con el menor infractor un proceso de reeducación para que comprenda la falta que ha cometido, para que interiorice el error que cometió, para que entienda los límites en el comportamiento, los límites morales de un ser social.

¿Está de acuerdo con penas más duras?

Un muchacho de 14 años está muy cerca de ser un adulto. El exceso de tolerancia con estos comportamientos no es bueno para la sociedad. Por eso creo que hay contempladas en nuestra legislación castigos adecuados a la edad de la personas. Ellos deben recibir esas sanciones, pero necesariamente un proceso de reeducación para que no se conviertan en peores delincuentes en la adultez.

Y, en el caso de Bogotá, ¿hay fenómenos particulares que incrementen esos casos de violencia?

Sí. Es muy importante analizar qué está pasando en ciertos ambientes sociales en los que se están criando las personas. Qué pasa en la familia, en el barrio, en el colegio. ¿Se está aceptando el uso de la violencia para afirmar la masculinidad? ¿Se están combinando todos estos factores? Todo esto puede ser un caldo de cultivo, si se juntan todos estos ambientes, para que prolifere la violencia.

¿Los jóvenes buscan ser reconocidos a través del uso de la violencia?

Claro. Hay sitios en donde la violencia es altamente valorada como un medio de reconocimiento entre los iguales. El que es capaz de incrementar la violencia se gana el respeto. Por eso, en la niñez, el papel de la familia, de los padres y de los iguales es tan importante. Hay que ofrecer formas de reconocimiento social positivas que eviten que los niños y adolescentes busquen espacio en una pandilla. Ejemplo, deporte, arte, cultura, estudio. Esto es muy importante, sobre todo, en sectores proclives al delito.

CAROL MALAVER SÁNCHEZ
REDACTORA EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.