Grafiti / El lenguaje en el tiempo

Grafiti / El lenguaje en el tiempo

22 de octubre 2013 , 05:27 p.m.

Nos informa este diario en su edición del sábado que el barrio Getsemaní, de Cartagena de Indias, será transformado por el colectivo Vértigo Grafitti.

¿Grafitti, con doble t?

Buscamos en Internet, y no hay tal, el colectivo no se llama Vértigo Grafitti, con doble t, sino Vértigo Graffiti, con doble f, tal como se escribe esta última palabra en italiano.

El error es comprensible, pues hay voces italianas de uso frecuente con doble t, como tutti frutti o spaghetti, por lo que el redactor muy posiblemente relacionó grafiti, palabra de origen italiano, con estos vocablos, y escribió sin mucha culpa Grafitti. La palabra grafiti es usual en ambientes universitarios y juveniles desde hace años, pero la Academia se había resistido a aceptarla como parte del léxico español. Así que por mucho tiempo pidió que no se dijera grafiti, sino pintada o letrero, pero en años recientes incorporó al diccionario oficial grafito, con lo que logró un mayor acercamiento al término original, y ya para la edición del 2014 incluyó grafiti.

Grafiti, con una sola f y una sola t, viene, entonces, del italiano graffiti, plural de graffito, ‘letrero o dibujo circunstanciales, de estética peculiar, realizados con aerosoles sobre una pared u otra superficie resistente’.

El plural es grafitis, lo mismo que espaguetis, tutifrutis y paparazis son los plurales de espagueti, tutifruti y paparazi, todas ellas voces españolas de origen italiano ya incorporadas al diccionario oficial o al Diccionario de americanismos, de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

Ya nadie recuerda, ni es políticamente correcto decirlo hoy, aquello de “la pared y la muralla son el papel del canalla”, como se decía antes a fin de censurar a quienes expresaban su pensamiento con ingeniosos letreros murales. El Gobierno de Bogotá considera los grafitis parte de la cultura diversa que enriquece la capital y los cataloga como obras de arte y expresiones susceptibles de convertirse en materia de investigación académica y en atractivo turístico.

Hay grafitis inolvidables: “Vote 69, la posición alternativa”, “Mockus minúsculo”, “Tengo un pasado negro (Michael Jackson)”, “La medicina me mata (un virus)”.

FERNANDO ÁVILA, DELEGADO DE LA FUNDÉU BBVA PARA COLOMBIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.