Secciones
Síguenos en:
Los goles de Simón Gaviria

Los goles de Simón Gaviria

Fútbol y política mueven las fibras del representante. Esta vez EL TIEMPO lo acompañó a un 'picado'.

notitle

La política y el fútbol tienen varias cosas en común, pero tal vez la más relevante es que quienes hacen que su vida gire en torno a estos oficios siempre quieren ganar. Anotando goles. Sacando votos. Buscan estar en los primeros lugares. (Vea el gusto particular de Simón Gaviria por el fútbol, en imágenes).

Y esto, precisamente, es lo que le pasa a Simón Gaviria, jefe único del Partido Liberal, quien no solo está con sus ojos puestos en recuperar el primer puesto que su colectividad ha tenido en otras oportunidades en el Congreso, sino que aprovecha, según dice, por lo menos un día a la semana para dedicarse a hacer goles en alguna cancha capitalina.

Se declara hincha del Deportivo Pereira y, por obvias razones, del Partido Liberal. No obstante, no quiere, y de hecho por eso es por lo que se encuentra trabajando en estos momentos, que su colectividad corra el riesgo de desaparecer como le está ocurriendo al onceno matecaña.

Gaviria, quien el próximo 24 de noviembre cumple 33 años, dice que es “un volante de creación”, que en el argot futbolero es el que organiza el equipo y les da a sus compañeros de juego las oportunidades para que anoten en el arco rival.

No tiene problema en ceder una pelota para que sus coequiperos marquen el tanto con el que tal vez puedan cantar victoria, pero también, como todo humano, comete errores y con la ‘pecosa’ obviamente le ha pasado. Claro que, como todo aficionado al fútbol, poco los recuerda.

Dice que sabe seguir instrucciones, aunque como todo capitán prefiere darlas. Sin embargo, reconoce sin complejos que en su hogar hace más caso que dar órdenes. Gaviria está casado y es padre de dos niñas y, él mismo lo acepta, ellas mandan.

EL TIEMPO lo acompañó a jugarse un ‘picado’ en una cancha del nororiente de Bogotá, donde se puso la 10 para guiar a un equipo y, así, salir de la rutina de recorrer el país buscando consolidar la votación de su partido.

Si bien jugar fútbol 5 es menos exigente que un partido tradicional, sí requiere que quien lo practique cuente con la capacidad física de correr la cancha por una hora y prácticamente sin parar. Ese día, Simón Gaviria demostró que aún tiene ‘gasolina’ para estos ‘trotes’.

Su esposa, Margarita Amín, quien lo acompañó en esa ocasión, dijo que en el fútbol “lo hace bien”, pero advirtió que “la técnica del hogar soy yo”. Y, por si a alguien o al propio Gaviria le quedaba alguna duda, remató: “Simón en la casa está sometido a un matriarcado”.

Ella se refiere al equipo que forman las dos niñas, Sofía, de 2 años, y Filipa, de 6 meses, a quienes el jefe único del liberalismo les dedica sus goles, sus triunfos en las elecciones y, por supuesto, la mayoría de su tiempo.

Y Gaviria reconoce quién es el que manda en su hogar. “El 10 soy yo y los goles los mete la señora. Ella capitanea y cada vez más lo hacen las niñas”, contó acerca de la forma en que se maneja su casa.

En política dice que le gustan los postulados de mucha gente, pero prefiere no dar nombres para no ‘casarse’ con ninguna tesis. De su padre, el expresidente liberal César Gaviria, dice que es “un gran guía”, pero prefiere mantenerse independiente y que lo reconozcan por sus propios logros que por el delfinato político que representa.

Gaviria ha sido representante a la Cámara por dos periodos consecutivos, incluso fue presidente de esta corporación, y para las parlamentarias del 2014 decidió hacerse a un lado y seguir manejando los hilos del liberalismo, por lo que, desde la cancha, su pronóstico es sencillo: “Hay que hacer goles en todos lados y con los votos nos va a ir supremamente bien”.

Aunque en esta ocasión el marcador no importa, pues es un ‘picado’ entre amigos, el equipo de Simón Gaviria ganó. Esto le hace mantener la fe puesta, no solo en la victoria deportiva sino también en la electoral.

Antes de despedirse uno a uno de sus compañeros de equipo e incluso de los contrincantes, Simón Gaviria cierra esa noche de lluvia y fútbol con lo que cree será el resultado del partido que jugará en las urnas el próximo 9 de marzo: “Vamos a estar por encima de 70 congresistas, entre Cámara y Senado”.

REDACCIÓN POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.