Las confesiones de Orlando Guerrero, jefe de los temibles 'Pascuales'

Las confesiones de Orlando Guerrero, jefe de los temibles 'Pascuales'

Alias 'Benyi' vinculó a uniformados con la muerte de un policía en el norte de Bogotá.

notitle
21 de octubre 2013 , 08:30 a.m.

La desaparición y posterior muerte del patrullero de la Policía Jairo Díaz, a finales de enero del 2013 en el norte de Bogotá puso en la mira de las autoridades a la banda delincuencial los ‘Pascuales’.

Su jefe, Orlando Guerrero Parada, de 20 años, conocido como ‘Benyi’, dio su versión del confuso caso, en el que aún no están claras las causas de la muerte del policía.

En entrevista con ‘La W Radio’, Guerrero dijo que “supuestamente los tres policías Rubio, Castro y el ‘Paisa’ ayudan a desaparecer el tombo, se lo entregan a Luisito en el monte y se lo llevan para la casa de la mamá (…) Decide calentarnos con el tumbo para que me capturen…”

En su versión, Guerrero vincula a la muerte y desaparición del patrullero Díaz, en el barrio Villa Nidia, no solo a los policías del sector sino a oficiales ligados con oficinas sicariales.

“La Policía no se mete (en zona de los ‘Luisitos’), el apoyo de ellos es dejando que los ‘chirretes’ lleguen a comprar drogas…si se venden 10 millones, les toca 5 a los tombos. Ellos siguen camellando. El coronel es el marido de Gina, ella es la encarga a matar gente allá arriba...”, dice.

Guerrero, recluido en la cárcel La Picota de Bogotá y a la espera de condena, denuncia también una alianza entre la banda los ‘Luisitos’, de la que se dice controla hoy el tráfico de estupefacientes en gran parte del norte de Bogotá.

“Nunca con los ‘Pascuales’ trabajó un tombo…nuestro lema: nada que ver con los tombos, pero los ‘Luisitos’ sí. Eran los del CIA de Villa Nidia. Eran los que comandaban el CAI. Sé que son tombos y sé que eran los que mandaban…El día que mataron a mi hermano les dieron plata…”, añade.

El origen de los ‘Pascuales’

Una familia de los llanos orientales le dio vida a la banda delincuencial de los ‘Pascuales’. Su operación se concentra en el hurto de viviendas y el microtráfico de estupefacientes.

“Robábamos apartamentos, nunca robábamos en el barrio. Éramos apartamenteros, algo que diera plata. La organización pasa por tres generaciones...”, explica Guerrero.

Guerra con los ‘Luisitos’

La masacre de cuatro personas el pasado 6 enero en el Asadero Los Paisanos marcó la guerra entre los ‘Pascuales y los ‘Luisitos.

“Lo que pasa ese día es que se desató todo (…) nadie se reúne con nadie, eso es mentira de los medios. Vi a mi hermano bajando (…) yo me quedé en el carro (…) Luisito los fumigó (…) Luego me encuentro a mi tío hablando por teléfono diciendo que va matar a mi mamá, ahí es donde se lo pego (el tiro)… Nos estamos buscando para matarnos (…) Guerra hasta matarnos con (Luisito)…” señala alias ‘Benyi’, quien explica que él y ‘Luisito’ son primos hermanos.

Esa guerra de bandas ha desencadenado crímenes en el nororiente de Bogotá y una disputa a sangre y fuego por el control del territorio para la venta de drogas.

“Luisito ahorita que estoy acá en la cárcel, él asesina gente y se esconde, cogen a toda la banda de los ‘Alex’ y ‘Luisito’ queda por fuera”, denuncia Guerrero.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.