Éxitos de la TV estadounidenses en versión criolla

Éxitos de la TV estadounidenses en versión criolla

Adaptaciones de series como 'Breaking Bad' y 'Nip/Tuck' suenan seductoras, pero tienen sus riesgos.

20 de octubre 2013 , 02:05 p.m.

Hay mucha expectativa entre los televidentes acerca de Metástasis, producción que se grabó en Bogotá y que ofrece una versión latina de la famosa serie estadounidense Breaking Bad que, tras cinco temporadas, finalizó su ciclo televisivo y se convirtió en una de las más importantes del año.

Fanáticos incondicionales de la original han mostrado su preocupación con el reciente tráiler de Metástasis, que calca casi plano a plano las imágenes del adelanto de su fuente principal y explora la vida del profesor de química Walter Blanco (en Breaking Bad era Walter White), que termina involucrado en el tráfico de metanfetaminas tras recibir la noticia de que sufre de un cáncer terminal; un personaje que está en manos del actor colombiano Diego Trujillo y retoma el rol del estadounidense Bryan Cranston.

“Siempre que se habla de un remake o nueva versión de una serie que ha sido éxito en otro país hay un riesgo muy grande, pues existen referentes y las comparaciones son inevitables y eso puede generar desazón entre los televidentes”, dice el analista de medios Mario Morales.

“Más en el caso de una serie como Breaking Bad, que tuvo un ruido impresionante en todo el mundo y logró un interés importante en Colombia”, recalca.

Metástasis, que contará además con la actuación de Julián Arango, Roberto Urbina, Sandra Reyes y el mexicano Damián Alcázar, se estrenará para el público latino de Estados Unidos a través del canal de TV paga Univisión y en Colombia el próximo año.

“Hay un componente clave en la puesta en marcha de un producto como estos, y es ese aspecto moral que podría tener otro tipo de respuesta entre el público colombiano o latino, diferente al que se creó en Estados Unidos, pero sigue siendo una apuesta osada”, insiste Morales.

Precisamente, ese riesgo ha tenido ejemplos específicos en la televisión nacional. Ya se probó con comedias como Casados con hijos –que está basada en el programa estadounidense Married With Children–, y también con la criticada ¿Quién manda a quién?, una copia muy cercana a la serie que se emitió en la televisión de EE. UU. a principios de los 80 y que en ese entonces, contó con la actuación de Judith Light y Tony Danza.

Ni las producciones Casados, ni ¿Quién manda a quién?, ‘a la colombiana’ lograron replicar el éxito de sus antecesores; pero eso no frenó la tendencia de reciclar tramas de otras latitudes.

De ahí salió también A corazón abierto (el equivalente de Grey’s Anatomy); experimentos como Vuelo 1503, con una trama que recordaba el inicio argumental que presentó la serie Lost en su primera temporada o Mentiras perfectas, basado en la polémica Nip/Tuck.

“Todas las series, sacadas de su contexto, pueden perder el tono que identifica a su naturaleza, el reto en una nueva versión será siempre recapturar esa atmósfera”, agrega Morales. El temor, para este experto, radica en que se mantenga el estatismo a la hora de experimentar con producciones nuevas o formatos que escapen de los moldes.

“La industria de la televisión está en un nivel de parálisis sin ánimo de arriesgar, cuando, paradójicamente, en los remakes arriesga más”, opina el analista.

‘Nip/Tuck’, con bisturí colombiano

Carolina Gómez es una Julia ideal en la versión nacional de Nip/Tuck, que se llama Mentiras perfectas y que el canal Caracol lanza el próximo 28 de octubre, a las 9 p. m.

“Esta historia se puede contar aquí perfectamente, con elementos nuestros”, comenta Gómez, refiriéndose a la trama que se basa en los conflictos de dos cirujanos plásticos.

En esta versión nacional la acompañan como protagonistas el argentino Michel Brown (con su versión de Sean McNamara y cuyo personaje se llama Santiago Ucrós) y el espa- ñol Emmanuel Esparza, en la caracterización de Christian Troy, que los colombianos verán como Cristóbal Alzate.

A Esparza, por ejemplo, le sorprendió el trabajo que hacen los médicos en el quirófano. “Son iguales que los demás: tienen vidas en sus manos y luchan por ellas”, comenta el actor.

La serie original empezó en el 2003 y tuvo seis temporadas. Creada por Ryan Murphy, obtuvo un premio Emmy y un Globo de Oro.

REDACCIÓN CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.