'Capitán Phillips' podría significarle otro Óscar a Tom Hanks

'Capitán Phillips' podría significarle otro Óscar a Tom Hanks

El actor interpreta al capitán de un barco secuestrado en el Índico en el 2009.

notitle
19 de octubre 2013 , 12:44 a.m.

La última escena de Capitán Phillips es tan simple y, a la vez, tan poderosa, que cuesta trabajo creer que ni siquiera estaba en el guión. En ella, Tom Hanks, quien interpreta a Richard Phillips, el capitán de un buque de carga que ha sido asaltado por un grupo de piratas somalíes, apenas musita palabra en medio de un estado de confusión y shock mientras es atendido por personal médico militar.

Su expresión habla del horror que acaba de experimentar su personaje y cierra poco más de dos horas de una película cuya emoción y tensión mantienen al espectador al borde de la silla y podría suponer para Hanks su sexta nominación al Óscar.

Paul Greengrass, el director, logra esto a pesar de que el desenlace es conocido ampliamente. Capitán Phillips, que se estrenó el viernes en Colombia, se basa en un episodio real del secuestro del Maersk Alabama, que sucedió en el 2009 frente a las costas africanas.

Hanks y Greengrass hablaron con varios medios, entre los que se encontraba EL TIEMPO, sobre el reto de hacer una película de esta envergadura, pero sin perder de vista el tema de fondo: las consecuencias del comercio global que deja en medio a cientos de desposeídos.

“En este espectro, uno puede dramatizar de forma flexible o rigurosa. Depende del director establecer los parámetros. Yo siempre me he sentido más cómodo con estar más cerca de la realidad”, apuntó Greengrass, quien ha cultivado una sólida reputación al dramatizar hechos de la vida real en historias como Domingo sangriento (Bloody Sunday), sobre el día en que soldados británicos abrieron fuego contra manifestantes de Irlanda del Norte en 1972, y Vuelo 93 (United 93), sobre el avión que fue secuestrado por terroristas el 11 de septiembre de 2001 y terminó estrellado en un campo de Pensilvania, luego de que los pasajeros enfrentaron a sus captores.

Greengrass siempre tuvo en mente a Hanks para el papel principal de Capitán Phillips, confiado en la habilidad del actor, de 57 años, para asumir papeles inspirados en personajes reales.

Ganador de dos premios Óscar –en 1994, por Filadelfia, y en 1995, por Forrest Gump–, Hanks aparecerá como Walt Disney en Saving Mr. Banks, una cinta acerca de la autora de Mary Poppins.

El mismo deseo de mantener su interpretación lo más cercana posible a la fuente llevó a Hanks a ‘bucear’ en la vida del verdadero capitán Phillips. “Antes de sumergirme en el guion, leí el libro que escribió, miré videos, escuché audios y me reuní con él en dos ocasiones”, dijo. Pero la intención del actor no fue imitar la forma de hablar o moverse de Phillips, sino encontrar su esencia.

“Le expliqué que iba a decir cosas que él nunca dijo y a aparecer en lugares a los que él nunca fue, pero que si hacíamos esto de la forma correcta, daríamos en el clavo de forma temática, con la naturaleza de lo que le pasó y cómo pasó”. Para Hanks, Phillips es una persona común y corriente que reaccionó de forma extraordinaria ante lo que le tocó vivir.

Rodaje en altamar

Para hacer énfasis en el realismo, los productores lograron conseguir un buque casi idéntico al que fue víctima del asalto, contaron con la colaboración de la Fuerza Naval y de las fuerzas especiales estadounidenses, que atendieron el caso, y parte del rodaje se hizo en altamar en aguas de Malta. Eso aportó autenticidad, pero planteó problemas de logística enormes, sin contar con que buena parte del equipo técnico sufrió de constantes mareos durante el rodaje de las escenas en el bote de emergencia y en la lancha en la que se desplazan los piratas.

Luego de grabar la última escena que dictaba el guion, Greengrass aprovechó y preguntó cómo llegó el verdadero capitán Phillips después del rescate y qué pasó con él. “Nos dijeron ‘estaba hecho un desastre. Lo primero que hicimos fue llevarlo a la enfermería’ ”, recordó Hanks.

El equipo decidió entonces darle un vistazo a este lugar. “Nunca habíamos estado allí, no tenía la iluminación especial que se requiere para rodar, pero fuimos y encontramos a la tripulación médica de turno ese día”, contó el actor. Greengrass pidió que le describieran cuál era el procedimiento en caso de recibir a alguien como Phillips y les preguntó si lo podrían recrear con Hanks como paciente. “Nos tomamos unos minutos para poner unas luces, hicimos cuatro o cinco tomas (con el equipo médico real del buque) y realmente para mí lo extraordinario fue la disposición de Paul de ver eso como una posibilidad”, afirmó Hanks.

Actores naturales de origen somalí

La interacción y presencia del grupo de actores que interpretan a los piratas se siente muy real y auténtica. Ellos logran humanizar, sin llegar al melodrama, el problema de Somalia: un país empobrecido, sumido en una interminable guerra civil y víctima del impacto del comercio global en su sector pesquero. La selección de intérpretes no fue fácil. Hubo que acudir a la mayor comunidad somalí-estadounidense en Minneapolis (Minnesota), donde probaron a más de 1.000 candidatos. Luego de varios intentos dieron con Barkhad Abdi, un empleado de una tienda de celulares, que se quedó con el papel de Muse, uno de los líderes de la banda. A él se unieron Faysal Ahmed, Mahat M. Ali y Michael Chernus, que no tenían experiencia en actuación. Todos recibieron una instrucción clara del director Paul Greengrass: “No quiero que actúen, quiero que sean piratas”.

CLAUDIA SANDOVAL GÓMEZ
Para EL TIEMPO
NUEVA YORK

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.