¿Será reelegido Santos?

¿Será reelegido Santos?

18 de octubre 2013 , 11:15 p.m.

Cuando todavía está por definirse si Juan Manuel Santos se lanza en busca de la reelección, plazo que se le cumple el próximo 25 de noviembre, es oportuno escribir sobre las expectativas que en materia electoral tiene en este momento el país. Sobre todo porque cada día surgen nombres de colombianos que aspiran a ocupar el primer cargo de la Nación. En el partidor, desde luego, está en primera línea el nombre del actual mandatario. Sin embargo, algunos hechos políticos hacen pensar que el Presidente pensaría su decisión. Sobre todo después de que en las encuestas su imagen favorable registró apenas un 23 por ciento, y el 77 por ciento de los encuestados expresaron que no estaban de acuerdo con su reelección.

Aunque todavía no haya expresado su deseo de aspirar a repetir como inquilino en la Casa de Nariño, el accionar de Juan Manuel Santos como Primer Mandatario está dirigido a consolidar esa aspiración. Sabe que del éxito en las negociaciones en La Habana depende en gran parte su posibilidad de repetir presidencia. Por esta razón, se la está jugando toda por un proceso que muchos colombianos miramos con escepticismo. ¿Razones? En La Habana el grupo guerrillero quiere imponer su propia agenda. Darles largas a las conversaciones sin llegar a acuerdos concretos es una manera de demostrar fortaleza. Como lo es continuar asesinando policías y derribando torres de energía mientras dialoga.

La pregunta que los colombianos nos hacemos es: ¿Será reelegido Juan Manuel Santos? Si nos atenemos a los resultados de las encuestas, habría que ponerlo en duda. El paro agrario dejó maltrecha su imagen. Y la prima de casi ocho millones de pesos decretada para los congresistas despertó indignación en las redes sociales y en los foros de Internet. Ante esta situación, uno pensaría que Santos corre el peligro de no ser elegido para un nuevo periodo. La crítica constante a su gestión por el expresidente Uribe, a través de Twitter, ha calado en la opinión pública. Ese 60 por ciento de favoritismo a la lista para Senado del Centro Democrático es expresión de inconformismo con su mandato.

Juan Manuel Santos sacó adelante una ley que marca su compromiso con las víctimas del conflicto armado: la 1448 del 2011, sobre reparación integral y restitución de tierras, que busca devolverles a sus verdaderos dueños la tierra que les ha sido arrebatada, y entregarle a cada familia una indemnización para resarcir los daños causados. Cuando esta ley fue aprobada, Santos se encontraba en la cresta de la ola. Algo a lo que contribuyó el programa de construcción de vivienda de interés prioritario, que pretende entregar, gratis, 100.000 soluciones habitacionales a familias de escasos recursos. Cualquiera podría pensar que estos actos de gobierno asegurarían su reelección. Pero no es así.

No todo está a favor de Juan Manuel Santos para asegurar su reelección. Si logra poner en cintura a los negociadores de las Farc en la mesa de diálogo, centrándolos en la agenda acordada al inicio de las conversaciones, los colombianos podríamos votar otra vez por su nombre. Si alcanza un cese unilateral del fuego, si firma una paz sin impunidad, si no cede a las exigencias para cambiar el modelo económico, tiene asegurado su segundo mandato. Pero si se deja imponer el derrotero del grupo armado y entrega todo a cambio de nada, en las urnas se lo cobrarán. Es cierto que la paz es un clamor nacional. Pero también es cierto que los delincuentes deben pagar cárcel por delitos de lesa humanidad.

La reelección del Primer Mandatario puede depender, también, de su fórmula vicepresidencial. Escoger como su coequipero a Germán Vargas Lleras le podría garantizar la reelección. Este exministro, nieto de Carlos Lleras Restrepo, podría ser su tabla de salvación para aventurarse en una campaña reeleccionista. Y, en caso de no tomar vuelo propio su candidatura, Vargas Lleras sería la carta para jugarse, lanzándolo como su candidato. Su favoritismo en las encuestas le podría hacer pensar a Santos que su exministro de Vivienda les daría continuidad a sus políticas. Lo que sí se puede asegurar es que el hoy director de la Fundación Buen Gobierno acatará lo que en este sentido decida el Presidente.

José Miguel Alzate

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.