Secciones
Síguenos en:
El derrumbe

El derrumbe

notitle

El país está conmovido por la tragedia que viven los habitantes de Medellín, en particular los residentes de El Poblado, en donde se derrumbó una torre de una muralla de apartamentos llamados Space y murieron tres personas y nueve permanecen sepultadas bajo los escombros. Además de conmovidos, los colombianos estamos aterrados. Porque el derrumbe no puede achacarse a fuerzas de la naturaleza, tampoco a fallas geológicas en la zona, sino a una suma de errores humanos que posiblemente comienza por una falla grave en cuanto a estudio de suelos. Y han dicho que el suelo en esa zona no tenía solidez necesaria para soportar tantos edificios tan altos.

Construir sin estudiar técnicamente en qué clase de suelo se cavarán los cimientos de una edificación es un riesgo que se ha corrido en numerosas construcciones, como lo demuestra la lluvia de quejas por muros torcidos y por paredes agrietadas que se oyen a menudo a lo largo y ancho de nuestras ciudades. En la TV hemos visto mucho muro inclinado, mucha pared agrietada en edificios de diferentes barrios, problemas que aumentan a medida que se multiplican las edificaciones y aumenta el número de pisos, pero falla el rigor en la manera de construir. También es notable la ambición de empresarios y de inversionistas por ganar más, algo que consiguen economizando en estudios, en la calidad de los materiales, en los honorarios, o sacándole al lote mejor rendimiento, si acumulan torre contra torre sin dejar espacio para sembrar una mata o un poco de pasto.

En el caso de El Poblado, de acuerdo con lo que dicen los expertos, y yo hablé con varios antes de escribir esta nota, tienen que responder por el desastre todos los que de alguna manera tuvieron que ver con el diseño y con la construcción del enorme complejo habitacional. Es decir, dueños del terreno, autores del proyecto, entidades oficiales que fijan el POT y dan las licencias de construcción, empresarios, contratistas, calculistas, ingenieros, arquitectos, curadores.

Es tan miedoso, tan aterrador, ver una torre desplomada y ver otra en proceso de demolición, que ninguna de las personas que tuvieron que ver con esa construcción puede lavarse las manos. Porque son muchos los perjudicados, porque, además de tres personas muertas y nueve desaparecidas, centenares de personas quedaron en la ruina, sin vivienda y sin en qué caerse muertas. Y hay muchas familias que no saben para dónde coger, porque nadie puede confiar en vivir seguro en el conjunto Space. En medio de tanto dolor, merece felicitaciones el señor que, al ver las primeras grietas en los muros, ordenó desocupar la torre, evitando más tragedias. Fue un héroe. Como fue irresponsable confeso el hombre que vio las grietas y se atrevió a decir que no había peligro, que no era necesario desalojar.

Observando la montaña de escombros y la torre tambaleante, talvez la sociedad no esté culpando de mala fe a dueños y constructores de los edificios Space. Pero los culpa, con razón, de irresponsables. Aunque en declaraciones para EL TIEMPO la compañía constructora reclamó 50 años de experiencia y aseguró haber cumplido con los estudios y requisitos que ordena la ley, la montaña de ruinas a la vista deja esos argumentos por el piso. Los equipos técnicos que contrataron para evaluar la situación han debido contratarlo antes de iniciar la obra.

Si durante 50 años esa famosa constructora triunfó, en este caso fracasó. Fracaso que arroja dudas sobre todos los que metieron mano en ese proyecto y pone en alerta la construcción en general. Para empezar, el cuento de los edificios agrietados no deberá tratarse, como hasta ahora, tan a la ligera. El derrumbe de la torre en el conjunto Space es una alarmante advertencia

Lucy Nieto de Samper
lucynds@gmailo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.