Política pública de lectura / Opinión

Política pública de lectura / Opinión

17 de octubre 2013 , 06:36 p.m.

La agenda de políticas públicas de lectura aprobada para Iberoamérica ha significado considerarla como un asunto de interés público.

Leer y escribir son prácticas culturales atravesadas por procesos históricos y sociales y deben responder a políticas claras desde las instancias gubernamentales.

A pesar de los avances innegables, hay una gran brecha entre el discurso y la realidad; entre lo normativo y la significación de la lectura, sus estrategias y sus rutas de acción.

Los programas que se implementen deben basarse en el valor que tiene la lectura para el desarrollo personal, la circulación y apropiación social del conocimiento, y para la construcción de su sociedad. La lectura como oportunidad humana de comprender y recrear el mundo y de ejercer la libertad para transformarlo.

¿Qué ha fallado entonces, la voluntad, la capacidad institucional, la disponibilidad de recursos, o más bien, la concepción sobre lo que entendemos por política pública de lectura y sus propuestas instrumentales? 

JAIME FERNÁNDEZ MOLANO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.