Secciones
Síguenos en:
'Arancel judicial no es un impuesto para los pobres': Minjusticia

'Arancel judicial no es un impuesto para los pobres': Minjusticia

Así le respondió al procurador Ordóñez, quien le pidió a la Corte tumbar ese mecanismo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de octubre 2013 , 07:54 a. m.

El procurador Alejandro Ordóñez le solicitó a la Corte Constitucional que declare inexequible la reciente Ley 1653 del 2013, que da vía libre al cobro de un arancel a las demandas que se interpongan con el que se espera que el Estado recaude al año unos 80.000 millones de pesos.

La ley busca el pago anticipado del 1,5 por ciento del valor de la demanda que se va a cursar. Como excepciones están los demandantes de estratos 1, 2 y 3, y las víctimas que participan en los procesos judiciales de reparación. Esta norma tiene ocho demandas en su contra en la Corte Constitucional. El argumento que prima es que la normativa limita el acceso a la justicia, debido a que pone los intereses del Estado por encima de los derechos de los ciudadanos.

En un concepto que envió a la magistrada María Victoria Calle, el Procurador aseguró que el “propósito de aumentar el recaudo se hace sin mayores razones, a costa de la afectación grave del derecho fundamental de las personas a acceder a la administración de justicia”.

Ordóñez agregó que “un cobro previo a la presentación de la demanda, sobre todos los procesos judiciales que impliquen pretensiones dinerarias, es una restricción desproporcionada al acceso efectivo a la administración de justicia”.

'No es un impuesto para los pobres': Ministro de Justicia

Tras conocer el concepto del procurador Ordóñez, el ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, señaló que no está de acuerdo con la posición del Mjefe del Ministerio Público. "Desde luego respeto el concepto del señor Procurador, pero el Gobierno no lo comparte porque esa ley fue de origen gubernamental que busca principalmente arbitrar más recursos para la rama judicial. Este arancel no afecta el acceso a la justicia porque solamente se va a cobrar a los que tienen capacidad de pago. Esto no cobija a los pobres", dijo el ministro Gómez.

Recordó que esos recursos  van dirigidos a la infraestructura que nos hacen falta para la modernización y sistematización de la rama judicial. “No es un impuesto para los pobres y además tiene otro efecto disuasivo de evitar que se esté utilizando indebidamente el aparato judicial con demandas temerarias”, señaló.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.