'Aquí hay una responsabilidad de la constructora': Gobierno

'Aquí hay una responsabilidad de la constructora': Gobierno

Viceministro de Vivienda aseguró que el edificio Space, en Medellín, colapsó por falla estructural.

notitle
15 de octubre 2013 , 09:26 p.m.

“Aquí en todo caso hay que señalar que hay una responsabilidad evidente de la constructora; era la dueña del proyecto”, dijo este martes el viceministro de Vivienda, Guillermo Herrera, quien está en Medellín al frente de la tragedia ocasionada por el desplome de la torre seis del edificio Space, en el barrio El Poblado, en donde se buscaba entre los escombros a 10 personas en la noche del martes. (Lea aquí la historia del vigilante que recuerda cómo se desplomó la torre)

Sobre las causas de la caída del edificio, ocurrido el pasado sábado, luego de una orden de desalojo, Herrera dijo que hay que terminar de hacer las investigaciones, pero aseguró que “sin lugar a dudas el edificio colapsó por alguna falla estructural, atribuible a los diseños o a la ejecución de las obras o, de pronto, a las dos situaciones”.

El Viceministro agregó que para el Gobierno Nacional “son inaceptables estas situaciones”.

Igualmente, Herrera reconoció que la hoy cuestionada constructora Lérida CDO construye un proyecto del programa presidencial de viviendas gratis. Se trata del proyecto Altos de San Juan, que se ejecuta en la comuna 13 y consta de 555 viviendas, de las cuales ya han concluido alrededor de 300 y tienen seleccionados a 124 nuevos beneficiarios para seguir con las obras. (Lea aquí: Desesperanza en los alrededores del edificio Sapace)

El funcionario aclaró que el Gobierno Nacional no fue el que hizo la contratación con la constructora sino la Alcaldía de Medellín.

“La Administración municipal ya ordenó hacer una inspección de la estructura de estas edificaciones para disipar cualquier duda sobre la calidad de esas viviendas: se está verificando que las obras que hayan construido (Lérida CDO) cumplan con las especificaciones técnicas que se han señalado en el programa”, aclaró Herrera.

Expertos opinan

De otro lado también opinaron expertos sobre las posibles causas del desplome en el edificio Space.

El ingeniero Jhon Jairo Blandón, profesor de ingeniería civil de la Universidad Nacional, dijo que el incidente podría ser el resultado de usar materiales de baja calidad, como el concreto.

“Hay que entrar a mirar las muestras del concreto que se toman en el momento de hacer el vaciado, para determinar si tenían la calidad y resistencia exigidas”, dijo.

Así mismo, un concepto previo del departamento de Ingeniería de esa universidad descarta que la inestabilidad del suelo haya ocasionado el desplome, pues en la zona no hay fallas geológicas cercanas, y menos “hubo saturación o problemas relacionados con agua”.

Con esto está de acuerdo el ingeniero Roberto Rochel Awad, magíster en estructuras y experto en patología estructural –además de ser profesor jubilado de la Universidad Eafit–. Al analizar la situación de la torre cinco de ese mismo edificio, que colapsará en cualquier momento –por lo que debe ser derribada–, evidenció que los dos bloques (cinco y seis) no estaban separados como lo ordena la norma.

“Si uno mira la torre número cinco y la pared coincidente con la seis, que fue la que colapsó, se puede observar que las losas del piso aparentemente ligaban las dos torres (…) Eso da entender que no se hizo la junta (separación) estructural entre estas”, añadió. Si esa junta se hubiera hecho –continuó Rochel–, tenían la obligación de haber construido dos columnas y dos muros por piso. “Pero apenas hay un muro que sirve como divisorio de las dos torres. Ahí hay un error, y eso no debería ser así”, aseguró.

EL TIEMPO intentó contactar a la constructora Lérida CDO S.A. para que diera su versión sobre estas hipótesis, pero no respondieron.

En una entrevista, la firma dijo este lunes que no conocía las causas del colapso de la torre y que espera el resultado de un estudio de la firma de Consultoría Integral S.A., contratada por ellos.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) advirtió este martes que la firma que hizo el proyecto Space se negó a atender a la comisión de ese organismo que iba a hacer una visita administrativa de inspección en sus oficinas. Según el superintendente Pablo Felipe Robledo, si la empresa insiste en no permitir la entrada a sus funcionarios, la firma puede ser multada hasta por 600 millones de pesos.

Sin embargo, a última hora de este martes, un comunicado de Lérida CDO S.A. informó que desde las 10 a. m. se recibió en las instalaciones de la constructora en Medellín a la comisión de la SIC en una visita que duró hasta las 6:45 p. m. "El equipo de la SIC estuvo conformado por Maria Carolina Corcione, Wilmer Salazar y Hernando Murillo" a quienes Lérida CDO S.A. puso a disposición de estos delegados de la entidad "toda la información y datos necesarios para que llevarán a cabo su diligencia".

4.235 quejas por fallas en viviendas

Las quejas en Bogotá por construcciones deficientes son frecuentes. Según la Personería de Bogotá, de las 4.235 quejas recibidas por la Secretaría de Hábitat desde el 2010 hasta hoy, solo cursan 1.456 investigaciones, todas pendientes de concepto técnico para la decisión final. De igual forma, solo se impusieron 277 multas, algunas por montos “irrisorios” como 330.000 pesos. Únicamente se halló una sanción por 59 millones de pesos.

Otra denuncia frecuente que recibe el ente de control es que los trámites para responder a las quejas de los residentes afectados son lentos. Entre el traslado de la denuncia al constructor, las visitas técnicas, la comunicación del resultado de la visita, la respuesta del constructor al usuario y la conciliación, entre otras, se pasan los meses y los años sin decisión alguna.

Según el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (Fopae), de Bogotá, las localidades donde más se generan estos reclamos son San Cristóbal, Usaquén, Suba y Chapinero, lo que coincide, según la entidad, con el ‘boom’ de proyectos de vivienda.

Curadurías, en el ojo del huracán

La revisión de las licencias de construcción y el control que las autoridades hacen a los proyectos urbanísticos son un tema de preocupación en la capital antioqueña desde hace algún tiempo. Uno de los gremios más cuestionados en este sentido ha sido el de los curadores, nombrados por concurso público, y cuya labor consiste en otorgar licencias de construcción a las empresas, basándose en los lineamientos del Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Aunque dependen directamente de la Secretaría de Planeación, los curadores son entes particulares y sus decisiones son autónomas. En un reciente debate en el Concejo de Medellín, el concejal Bernardo Guerra manifestó tener dudas por las conductas corruptas de estos entes –que se podrían estar haciendo los de la vista gorda ante determinados requerimientos que tendrían que cumplir los constructores–, y pidió más control.

En el mismo debate, el director de Planeación Municipal, Jorge Pérez Jaramillo, fue más allá y afirmó que más de la mitad de la ciudad se construye sin pasar por una curaduría, y agregó que el 85 por ciento de los metros cuadrados construidos en el país no hacen parte de un estudio riguroso y serio por parte de un arquitecto.

“Para mejorar y abordar la problemática idóneamente se deben aplicar sistemas iguales, porque en la actualidad no hay reportes con criterios unificados en las cuatro curadurías que existen en Medellín”, dijo Jaramillo.

Añadió que en el análisis del nuevo POT, que hace trámite en el Concejo, debe ser prioridad el control a las licencias de construcción.

Investigarán al curador Ruiz

Tenía dos apartamentos en el Space

Luego de conocerse que el curador segundo de Medellín, Carlos Ruiz, tenía dos apartamentos en el conjunto residencial Space, al cual le otorgó la licencia para la construcción de una de sus torres –precisamente la que colapsó–, el viceministro de Vivienda, Guillermo Herrera, anunció una investigación en su contra.

“Eso sin duda puede despertar muchas suspicacias, pero creo que hace parte de la evaluación determinar en y bajo qué condiciones el curador se hizo propietario de estos inmuebles (…) Habría que ver si esa decisión tuvo algo que ver en la aprobación del proyecto”, indicó el viceministro de esa cartera.

La investigación buscará establecer si Ruiz hizo algún negocio con la constructora para recibir en “especie” el pago de las expensas que le corresponde al curador urbano por la evaluación del proyecto. EL TIEMPO llamó a Ruiz, pero alguien que no quiso identificarse dijo que se encontraba muy enfermo y “no estaba en condiciones” de dar entrevistas.

YEISON GUALDRÓN
Corresponsal de EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.