Análisis/ Proyecto uribista, a punto de estallar en pedazos

Análisis/ Proyecto uribista, a punto de estallar en pedazos

Punto más crítico está por el lado del precandidato Francisco Santos.

14 de octubre 2013 , 08:05 a.m.

Porque creen que el expresidente Álvaro Uribe y su círculo más cercano quieren imponer a Óscar Iván Zuluaga, como candidato presidencial, el proyecto del exmandatario, montado para hacerle la oposición más férrea al presidente Juan Manuel Sanos y su gobierno, está a punto de estallar en pedazos.

El punto más crítico está por el lado del precandidato Francisco Santos, quien amenazó con retirarse del uribismo y de la carrera por la Presidencia. La crisis estalló el fin de semana, cuando de manera sorpresiva el expresidente Uribe llamó a los precandidatos para cambiarles sus acuerdos, para decirles que el candidato presidencial debía ser escogido en una convención y no en una consulta popular como lo habían pactado apenas cuatro días antes.

Apenas el lunes pasado, en Rionegro (Antioquia), en presencia de Uribe, los tres precandidatos habían acordado que irían a la consulta en las legislativas de marzo para que las urnas dieran su última palabra. (Lea: El uribismo elegiría a su candidato en convención).

"Me llamó el Presidente (Uribe) para anunciar lo de la convención. Le dije que si ese era el mecanismo yo me retiraba del Centro Democrático (el proyecto uribista) y de la carrera presidencial", confirmó Santos en un mensaje escrito enviado a sus compañeros de proyecto, divulgado por la revista Semana, y confirmado a EL TIEMPO en la mañana de este lunes.

La convención sugerida por el círculo de Zuluaga y acogida por Uribe debería hacerse dentro de un par de semanas. La razón dada por los amigos de Zuluaga para el cambio de planes es el temor de que marzo, cuando debería escogerse el candidato presidencial en consulta, es demasiado tarde. Sobre todo, si como es seguro que ocurrirá, el presidente Santos anuncia su decisión de ir por la reelección este 25 de noviembre y de inmediato comienza campaña.

Pero los círculos cercanos de Francisco Santos y Carlos Holmes Trujillo, los otros dos precandidatos, creen que en el fondo lo que hay es un interés de Zuluaga de hacer una convención "amañada" con los amigos de Uribe y cocinar ahí su candidatura.

Zuluaga es, entre los tres precandiatos, el de menor favorabilidad según las encuestas y por eso tendría el temor de medirse en una consulta abierta en las urnas con sus compañeros uribistas.

Uribe, que es poco dado a arbitrar de manera puntual este tipo de desavenencias entre sus compañeros, ha dejado en manos de los propios precandidatos la búsqueda de acuerdos, pero con tantas diferencias entre ellos, las cosas en vez de mejorar, han ido empeorando.

Por dentro las cosas no están bien

La amenaza de Pacho Santos de abandonar la carrera presidencial y salirse del uribismo es apenas un episodio público de muchas dificultades internas que Uribe no ha podido controlar en su proyecto político en construcción

Hace apenas un par de semanas Zuluaga pidió públicamente a José Obdulio Gaviria, un consentido incondicional de Uribe, que se fuera de la lista de Senado, porque su presencia en ella le hacía daño al proyecto.

En esa ocasión Zuluaga ya dejó ver sus tensiones con Pacho Santos. Le dijo a Gaviria que su permanencia en la lista también le haría daño a "su candidato", Santos.

Fuentes consultadas por EL TIEMPO revelaron que otras personas como María del Rosario Guerra, segunda en la lista para Senado e incondicional de Uribe, tampoco ha ayudado.

También se quejaron del papel de Fabio Valencia Cossio, quien al parecer busca puesto como fórmula vicepresidencial del candidato uribista.

Valencia Cossio estuvo muy cerca de Uribe en la elaboración de las listas para Congreso, hasta el punto de que ha impuesto a su hijo como candidato a la Cámara por Antioquia, hecho que le ha costado duros enfrentamientos con líderes como Juan Carlos Vélez Uribe, otro incondicional uribista.

Tampoco ha sido fácil para Uribe la elaboración de listas para Cámara en el resto del país. Al no arbitrar de manera directa y delegar esta labor, sus amigos han terminado en duras contiendas que no han favorecido sus intereses.

Los días que siguen no son tan prometedores. Sin Uribe presente en el país para poner fin a las amenazas de división, el problema podría agravarse.

Los tres precandidatos presidenciales intentarán reunirse este martes para salvar la situación. En principio está previsto, porque así se los pidió Uribe, que se encuentren para tratar de acordar garantías.

Aunque Uribe pidió que la escogencia del candidato sea en la convención, el precandidato Carlos Holmes Trujillo dijo que acudirá a la cita de mañana, pero que perfectamente la convención podría decidir que se haga la consulta.

Trujillo dijo que si se resuelve que sea la convención la que haga la selección del candidato, pedirá que haya un examen programático. Es decir, que los candidatos se sometan a la votación con base en sus planteamientos, por segmentos. Por ejemplo: que los delegados voten por la propuesta de educación, después de escuchar los tres discursos... Y así sucesivamente.

EDULFO PEÑA
EDITOR POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.