Tras reincidir con fuga, queda libre concejal de Chía

Tras reincidir con fuga, queda libre concejal de Chía

Martínez huyó en una camioneta blindada y en medio de una cinematográfica persecución de la Policía.

notitle
13 de octubre 2013 , 10:47 p.m.

La Fiscalía desistió de solicitar audiencia de legalización de captura e imputación de cargos contra el concejal de Chía Carlos Enrique Martínez, quien fue sorprendido en la madrugada del domingo, por segunda vez en un año, en aparente estado de embriaguez y protagonizando una cinematográfica huida, en un intento por burlar a las autoridades. (Vea el minuto a minuto de la persecución)

El ente acusador tuvo en cuenta que la prueba de alcoholemia que le fue practicada al concejal salió negativa. Sin embargo, cabe destacar que dicho test de realizó seis horas después del hecho, ante la negativa del concejal, quien no permitió que le fuera practicado tan pronto fue detenido por las autoridades.

Bochornosa escena

Los hechos ocurrieron hacia las 4:45 de la mañana, cuando la Policía halló la camioneta blindada de placas BHT 707 –que conducía el concejal con un comerciante acompañante– en la avenida Caracas con calle 53. El vehículo tenía dos llantas pinchadas.

Al parecer, Martínez y el comerciante estaban dormidos en el carro. Pese a que los uniformados varias veces les golpearon en el vidrio y les solicitaron que abrieran la puerta y mostraran sus documentos, los dos ocupantes no respondieron a los llamados. Esos intentos de que ellos atendieran los requerimientos de la Policía habrían continuado hasta las 6 de la mañana.

A esa hora, según las imágenes captadas por una cámara del canal RCN, Martínez emprendió sorpresivamente la huida del lugar.

Después de casi atropellar a una oficial, el concejal invadió el carril exclusivo de TransMilenio, en la troncal Caracas, durante varias cuadras; siguió por la carrera 13 –a la altura de la calle 67– en contravía y bajó por la calle 80 hasta llegar frente a las instalaciones de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba, donde entró derribando algunos conos de seguridad.

En su recorrido, el concejal no se detuvo, pese a varios tiros que hicieron los uniformados al pavimento y a las llantas para que se detuviera.

Entre tanto, su abogado Diego Gómez negó que Martínez estuviera embriagado. “Vamos a demostrar su inocencia, porque sobre él no recae ninguna responsabilidad de tipo penal”, le dijo a Citynoticias anoche.

De ser así, Martínez solo habría cometido infracciones de tránsito y podría perder la licencia de conducción, según dijeron otras fuentes judiciales.

El presidente del Concejo de Chía, Francy Hernán Muñoz, dijo que ante las reiteradas conductas de desobediencia a la autoridad de Martínez, la mesa directiva de la corporación se reunirá para decidir qué medidas toman contra el concejal.

El alcalde de Chía, Guillermo Varela, se mostró avergonzado por los actos de Martínez y aseguró que “ese no es el comportamiento de los ciudadanos de Chía”.

Procuraduría lo había destituido

La Procuraduría destituyó e inhabilitó por 10 años a Carlos Enrique Martínez, en primera instancia, por indebido uso de su investidura y amenazar a la Policía de Tránsito, cuando fue sorprendido en una moto con una menor sin casco. La sanción fue apelada, por lo que el concejal sigue activo. En enero del 2012 también fue denunciado por disparar al aire y el 31 de octubre del mismo año fue detenido por porte ilegal de municiones para armas.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.