Elecciones y paz

Elecciones y paz

12 de octubre 2013 , 08:22 p.m.

Estamos ya en pleno año electoral y, como lo temíamos, su coincidencia con las negociaciones de paz está por conducirlas al fracaso. La reelección no es ya un hecho cantado, en parte como resultado de la inconformidad ciudadana con la lentitud de las negociaciones y las actitudes de los voceros de las Farc, como también con el estilo poco efectivo, despreocupado y lejano del Gobierno.

Sin embargo, resulta improbable que gane alguien hostil al actual proceso de paz, pues los candidatos del Centro Democrático tienen poco carisma. Tiene algo más de opción Peñalosa o un eventual candidato unificado de la izquierda, a pesar del desastre de sus últimas dos administraciones en Bogotá.

Sin embargo, el uribismo se constituirá en una fuerza muy importante en el Congreso. Uribe tiene muchos seguidores, que lo apoyan por sus logros en materia de seguridad y porque lo percibieron como un mandatario cercano, dedicado a trabajar por la solución de sus problemas y frentero en sus convicciones. Se les olvida, o les importa menos, el “todo vale” (la ‘parapolítica’, las ‘chuzadas’, la corrupción). Y aunque la lista tiene uno que otro José Obdulio, también tiene mujeres muy competentes, que algún atractivo suman.

El tono de la campaña uribista será muy agresivo y contribuirá a un clima de opinión aún mas adverso y polarizado frente a las negociaciones de paz. Si bien su elección puede conducir a elevar el nivel del Congreso, que había caído en una mediocridad lamentable, también puede convertirse en un palo en la rueda para el próximo gobierno. Sin duda, jugará un papel decisivo en el proceso de refrendación de un eventual acuerdo de paz y en su implementación.

Los voceros de las Farc parecen desconocer todo esto y, con sus actitudes, están favoreciendo el ascenso del uribismo. ¿Cómo se explica que estén poniendo en tan grave riesgo el éxito del proceso en que dicen estar interesados? ¿Cómo entender ese comunicado delirante de ‘Timochenko’, en el que arremete contra Santos por sus esfuerzos en ambientar internacionalmente el proceso y en crear un marco jurídico para la paz y el proceso de refrendación?

Solo hay dos explicaciones posibles. La primera es la de que, en realidad, no les interesa un acuerdo, porque aún conservan la esperanza de llegar al poder por la vía armada o insurreccional. López Michelsen señaló hace tiempo que ninguna guerrilla negocia si no se siente derrotada. Se dice que las Farc interpretaron los paros recientes como prueba de que es posible un levantamiento insurreccional, que ellos podrían controlar en su favor.

La otra hipótesis es la de que piensan que las limitaciones del derecho internacional son cuentos del Gobierno y que este puede manejar a su antojo la opinión ciudadana, los medios, el Congreso y las cortes e imponerles cualquier acuerdo que se logre en La Habana. Tienen la visión simplista –que comparte parte de la izquierda legal– de que el Estado es un ente homogéneo y que actúa como el “comité directivo de la oligarquía” o del imperialismo. Peor aún, creen que los campesinos que siembran coca los apoyan porque los quieren (no porque les temen) y suponen que eso sucede con los demás campesinos y con algunos sectores urbanos.

Son estas visiones distorsionadas de la realidad –formadas en el aislamiento del monte y en los salones chavistas, y reforzadas por los intermediarios interesados de siempre– las que están creando tanta dificultad y pueden acabar por impedir los acuerdos de paz.

Coletilla 1. ¡Es más sensato lo convenido en La Habana sobre desarrollo rural que los acuerdos firmados con los dirigentes del paro agrario!

Coletilla 2. ¿Tiene el Gobierno atribuciones para establecer primas por decreto? No lo creo y me parece un precedente funesto. Si hay que hacerlo, debe ser por ley.

GUILLERMO PERRY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.