'La magia es una metáfora del arcoíris': Juan Tamariz

'La magia es una metáfora del arcoíris': Juan Tamariz

El español es una de las estrellas de Las Vegas Magic Tour, en el Teatro Nacional La Castellana.

notitle
12 de octubre 2013 , 05:56 p.m.

¿He tocado la baraja? ¿He manipulado? ¿He hecho algo? Juan Tamariz (Madrid, 1942) lanza estas preguntas con una sonrisa pícara mientras le pide a su interlocutor que extienda las cartas con sus manos. Y de ahí, de la nada, sale victorioso el 7 de trébol, el mismo que minutos antes la periodista (el 7) y el fotógrafo (el trébol) habían pronunciado en voz alta. Magia sin fisuras. Medio en broma medio en serio, pero siempre con grandes dosis de ilusión y fantasía, y siempre, siempre, dejando a sus espectadores con la boca abierta.

El del mago Juan Tamariz es un nombre familiar en Colombia. Desde los años 80 nos visita. Como invitado infaltable del Festival del Humor o ya sea para presentar su propio espectáculo. Esta vez, José Simhon, otro mago, ha logrado convencerlo de que comparta escenario con otros magos del mundo (Danny Cole, James Dimmare y el mismo Simhon) en Las Vegas Magic Tour 2013, un espectáculo que durante todo el mes de octubre se presenta en el Teatro Nacional La Castellana.

Noctámbulo, amante de la filosofía y de Spinoza, casado en cuartas nupcias con Consuelo Lorgia, miembro de una casta de magos colombianos, y uno de los ilusionistas que pasará a la historia –dicen los expertos– con mayúsculas.

“Yo no creo mucho en eso de las mayúsculas”, suelta tajante Tamariz. No hay nada –parece– que lo incomode más que los halagos. “El año pasado me dieron la medalla de oro de las Bellas Artes en España. Y no fui a la ceremonia. Las mayúsculas no son importantes, lo que cuenta es hacer que la gente sienta y que viva. La magia es un arte muy vivo. Y yo me empeño en buscar al niño o la niña interior de cada uno”.

También es uno de los teóricos de la magia más respetados del mundo.

Eso es porque me dedico mucho a escribir. Ahora voy a publicar un nuevo libro que me ha costado más de treinta años. Es todo un tratado sobre la magia. Supongo que me ven como un maestro porque los más jovencitos quieren aprender de mí. Pero todo lo que sea maestría y grandeza te vuelve tonto. Yo lo que soy es una persona a quien le encanta hacer disfrutar a otros; gozo enormemente cuando has conseguido romper la cáscara más dura para que salga el niño que hay en ese adulto.

¿Es cierto que la CIA guarda un libro suyo en su biblioteca?

¡Y yo qué sé! Alguien publicó eso en algún lugar, y lo que yo me pregunto es cómo lo sabe esa persona. A no ser que sea miembro de la CIA, claro. Espero que eso sea mentira porque no comulgo nada con la CIA. Y si es verdad, lo robaré (risas).

¿Evoluciona la magia?

Como todas las artes. Se adapta a los tiempos.

¿Qué es lo más rompedor?

Las partes que son verdaderamente rompedoras son difíciles de explicar para los profanos porque van por el lado de la técnica sicológica. Hay estudios maravillos al respecto.

Supongo que algo de eso tiene que ver con la capacidad del mago de captar la atención hacia donde quiere...

Sí, una de las cosas es llamar la atención. Pero en realidad los espectadores quieren ver, y el mago solo responde a eso que quieren ver.

Dicen que la magia sana...

La magia da ilusión, y la ilusión transmite una onda saludable.

¿Un mago intimida?

Quizá en épocas antiguas, cuando cumplía una función social de otro estilo. Pero debe ser horroroso mantener el tipo artístico durante toda la vida.

Algo que no hace usted...

¿No? Yo pensaba que tenía una presencia majestuosa... (risas). Tengo que cambiar de jersey.

Todo el mundo le pregunta por su ‘look’ desaliñado...

Pero eso tiene una explicación circunstancial. El sombrero es porque tengo la piel finísima y el sol me quema, y la imagen... no creo mucho en la imagen. A decir verdad no creo en nada.

¿En nada?

Bueno, sí, en la humanidad, en el amor, la pasión, la ciencia, la razón. Doy mi vida por ello si hace falta. ¡Uf, he quedao como un héroe! Me voy a apuntar esta frase para decirla en otra entrevista.

Y le teme a...

Los bancos y lo que representan: al dinero, al capital, esta estructura social, esta maldad infinita de las instituciones. Porque yo no creo que las personas sea malas.

¿Qué es lo próximo que se va a sacar del sombrero?

No lo sé. Probablemente, este nuevo libro que se titula El arcoíris. Se llama así porque es una bonita metáfora. La magia es el arcoíris. Es una ilusión, pero está ahí.

Un encuentro íntimo

Este martes, a partir de las 8 de la noche, Juan Tamariz ofrecerá una función privada de magia en la Casa del Teatro Nacional. Se trata de una sesión de ilusionismo para un público de solo 50 personas, quienes tendrán la oportunidad de disfrutar de un mágico menú que incluye actos increíbles experimentados muy de cerca. También participarán los magos Consuelo Lorgia y Alfredo B. Lorgia. Al final del espectáculo se ofrecerá el ritual celta de la queimada, conjuro español convertido en licor mágico.

¿Dónde? ¿Cuándo?

Las Vegas Magic Tour se presenta de miércoles a viernes a las 8.30 p. m.; sábados, 6 p. m. y domingos, 6 p. m., en el Teatro Nacional La Castellana: calle 95 n.º 47-15. Tel. 256 13 99.

REDACCIÓN DOMINGO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.