Secciones
Síguenos en:
La onda de aprender portugués y mandarín

La onda de aprender portugués y mandarín

El interés por estudiar estos idiomas crece en el país gracias al fortalecimiento de las relaciones comerciales y académicas con Brasil y China.

notitle

Hablar portugués y mandarín se ha vuelto para los colombianos tan importante como dominar el inglés, considerado como el idioma de la ciencia y los negocios.

El crecimiento mundial de las economías brasileña y china, y una dinámica cada vez más firme de esos dos países con Colombia en materia comercial y académica, ha despertado la necesidad en el país de aprender con prontitud estos idiomas.

En los últimos ocho años el número de alumnos que estudian portugués pasó de 230 a 5.300 en el Instituto de Cultura Brasil-Colombia (Ibraco), creado en 1996 por la embajada de brasileña para divulgar la cultura de su país y enseñar el idioma.

Además de eso, ya son cinco universidades y seis los colegios que introdujeron esta lengua en sus currículos.

“El portugués se está posicionando en las universidades colombianas. En la Universidad de los Andes, por ejemplo, ofrecemos 12 niveles del idioma y en cada uno tenemos unos 25 estudiantes y acuerdos con 15 universidades de Brasil para intercambio académico”, explica Vicente Torres, director del Departamento de Lenguajes y Estudios Socioculturales.

Otro atractivo es que Brasil tiene una de las mayores ofertas académicas del planeta y sus universidades federales, reconocidas por su buena calidad, son gratuitas. “Dado el acercamiento comercial entre Brasil y Colombia, muchas personas descubrieron que ese país es un destino para estudios. Más del 40 por ciento de las becas que otorga Brasil en el mundo las ganan colombianos”, afirma Margarita Durán, directora ejecutiva de Ibraco.

Mientras que en el 2001 Brasil emitió 276 visas para estudiantes colombianos, el año pasado ese número llegó a 1.754, según datos de la embajada de ese país.

“Hace 45 días comencé a estudiar portugués por una motivación más alineada a mis expectativas laborales, dado que la compañía para la cual trabajo está incursionando en el mercado de Brasil”, afirma Sandra Liliana Urquijo, ingeniera industrial.

Pero el interés no es solo académico. Con eventos como la Copa Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos, muchos quieren hablar el idioma de los brasileños. Por eso no es raro que muchos piensen que dentro de poco esta será la segunda lengua de turistas y estudiantes extranjeros. La tendencia crece tanto en Colombia, que el Ibraco lanzará en las próximas semanas un curso especial de 50 horas de portugués para quienes planean viajar al Mundial. La Universidad de los Andes hará lo propio durante cuatro sábados, con una intensidad de cuatro a cinco horas.

El auge del mandarín

El interés por el mandarín, uno de los idiomas más antiguos del mundo y que es hablado por cerca de 1.400 millones de personas, también va en aumento. El país cuenta con tres Institutos Confucio (difunden el idioma y la cultura china), con más de 500 alumnos.

Andrea Espitia, de 22 años, es estudiante de Relaciones Internacionales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, donde hay un instituto Confucio. Antes de viajar a la China, donde vivió casi un año, estudió algo de mandarín en Colombia. “Me fui por mi cuenta a ese país, motivada por conocer su cultura y afianzar el idioma, que hoy sigo perfeccionando. Al comienzo me sentí frustrada, pero es más fácil de lo que se cree, pues el mandarín no tiene pasados y no se conjugan verbos”, cuenta Andrea.

El auge del mandarín en el país también llevó a potenciar la movilidad académica de estudiantes chinos a Colombia. Anualmente el Icetex trae a 20 jóvenes chinos para que aprendan español y enseñen su idioma.

“Al ser China nuestro tercer socio comercial, después de Estados Unidos y la Unión Europea, es importante no solo el conocimiento de su idioma sino de su cultura. A la fecha, han venido al país 141 estudiantes chinos a 45 instituciones de educación superior”, dice el presidente del Icetex, Fernando Rodríguez Carrizosa.

Becas en Brasil

El gobierno de Brasil tiene un programa oficial de becas para estudios gratuitos de maestrías y doctorados. El año pasado aceptó a 286 candidatos, de los cuales 119 eran colombianos. Según la Embajada de Brasil, las

becas son de 24 y 48 meses.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.