Preocupan robos cerca al Museo de Antioquia

Preocupan robos cerca al Museo de Antioquia

Comerciantes denunciaron que inseguridad persiste en inmediaciones de Plaza Botero.

12 de octubre 2013 , 10:02 a.m.

Ni los vendedores ambulantes se salvan de la sagacidad de los ladrones en los alrededores del Museo de Antioquia, en el Centro de Medellín.

Alberto Dávila, quien lleva 12 años como fotógrafo de turistas en ese lugar, fue víctima de los delincuentes cuando intentaron robarle su impresora de fotografías.

“Me intimidaron con un cuchillo para que se las entregara y tuve que enfrentarme a ellos porque no se veía ningún policía”, dijo, y aclaró que arriesgó su vida porque de la impresora y su cámara depende su familia.

La situación de Dávila ha sido la de muchas otras personas que incluso sí han perdido cámaras, dinero o celulares por cuenta de los amigos de lo ajeno.

Esa alerta sobre el incremento de delitos en esa zona también conocida como Plaza Botero, fue reiterada por Sergio Ignacio Soto, director regional de Fenalco.

“En ese lugar, referente de la cultura de Colombia, del legado del maestro Botero, tenemos prostíbulos, hoteles de mala muerte y casas de vicio. Nos atracan a los visitantes, nacionales y extranjeros”, aseveró.

Soto, quien también es miembro de la junta directiva del Museo, anotó que la inseguridad en el sector creció tras la intervención realizada por las autoridades a Barbacoas y pidió a la Fuerza Pública actuar de manera contundente contra ese flagelo.

“Por la intervención a Barbacoas se desplazaron a los alrededores muchos delincuentes. Así mismo llegaron a la Catedral Metropolitana, a la que hasta el ladrillo lo están arrancando para fumárselo”, agregó.

De igual manera –explicó Soto– en una reunión con directivos y comerciantes que quedaron sorprendidos con las confesiones de personas que, llegando o saliendo, han sido víctimas de los atracos. “Pedimos que nos acompañen en la recuperación de la zona”, acotó.


Turismo sigue en auge


Roberto Miotto es un italiano que lleva una semana en Medellín. Con tranquilidad toma foto a las esculturas del maestro Botero. No le asustan los rumores de inseguridad. Tampoco se siente vulnerable, pero sabe que debe andar con cuidado.


Cerca a Miotto, unos 200 metros al occidente, tres policías patrullan el lugar contiguo al parque de Berrío. Registran a dos hombre y utilizan un dispositivo electrónico para averiguar sus antecedentes en un tiempo no superior al minuto.

Para el secretario de Seguridad, Iván Darío Sánchez, la presencia policial es parte del control que se propusieron hacer del lugar.

“Sabemos que estas situaciones se vienen presentando y las iremos resolviendo. En el Centro pusimos 300 cámaras nuevas y aumentamos a 40 cuadrantes de la Policía”, indicó Sánchez.

Dávila y Soto tienen el mismo anhelo: que los alrededores de un referente de cultura como el Museo de Antioquia, sea seguro y visitada por turistas nacionales y extranjeros.

Mientras tanto, Miotto seguirá disfrutando del Centro y promete que cuando regrese a su país dirá que la capital paisa no es la ciudad insegura de la que hablan.

VICTOR ANDRÉS ALVAREZ
Redactor de EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.