Padre se reencuentra con su hijo en Villavicencio después de 29 años

Padre se reencuentra con su hijo en Villavicencio después de 29 años

Un 'milagro' hecho mujer logró que padre e hijo se vieran luego de casi 30 años.

11 de octubre 2013 , 06:45 p.m.

La historia de José Eutimio Florián, un modesto comerciante, de 50 años, podría parecerse a la parábola bíblica del ‘Hijo pródigo’.

El pasado 9 de octubre pudo vivir una de las mayores alegrías de su vida, al ver el rostro de su hijo, Richard, a quien le había perdido el rastro hace 10.738 días, es decir, poco más de 29 años.

Atrás quedaron el dolor y las lágrimas de la ausencia mutua para dar paso a los emotivos abrazos y sonrisas que generó el hecho de verse a los ojos y casi que conocerse de nuevo, pues el joven, ahora de 31 años, perdió de vista a su papá desde 1984, cuando vivía con él en El Retorno (Guaviare).

A diferencia de la parábola, Richard, agricultor de profesión, no partió a lejanas tierras a derrochar la herencia del padre.

El destino y posteriormente una serie de fatalidades –entre ellas la muerte de su madre y abuela– lo obligó a refugiarse desde los 13 años en el campo en diferentes regiones del país, la misma tierra que lo llevó a conocer a María Yurani, la esposa que seis meses atrás lo convirtió en el padre de Dayana.

Una investigadora de la Fiscalía, según contó a Llano Sie7e días José Eutimio, fue la que desde el pasado 10 de mayo logró el ‘milagro’, pues las posibilidades de localizar a Richard eran mínimas.

No había una foto, documento de identidad o indicio alguno que pudiera ayudar en la investigación, que comenzó el 10 de mayo de este año.

De ahí en adelante, la ayuda tecnológica, y por algunos momentos la celestial, fueron fundamentales para dar con el paradero del perdido, quien apareció en una finca en la inspección Llano Mateo, en el municipio de Yacopí (Cundinamarca), donde reside.

Richard no sólo tuvo la oportunidad de ver a José, sino también de conocer a Yolanda, su madrastra y a Yorman Alejandro, Steven y Carol Dayana, sus tres hermanos menores.

Luego del derroche de felicidad y de conversar luego de casi 30 años de ausencia, el destino volvió a separarlos, pues el ‘hijo pródigo’ debió regresar al hogar –aunque posiblemente su ‘nueva’ familia vaya a visitarlo en enero.

Pero esta vez será diferente, porque ahora el teléfono celular les ayudará a reponer, así sea distancia, parte del tiempo perdido.

Para no perder el rastro

Expertos de la Fiscalía recomendaron a los padres de familia estar atentos con el círculo de amigos, redes sociales y contactos de sus hijos, pues en el caso de una eventual desaparición son herramientas fundamentales para poder encontrarlos nuevamente.

REDACCIÓN LLANO SIETE DÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.