Sor Teresa, hermanastra de los Castaño, era el azote de la restitución

Sor Teresa, hermanastra de los Castaño, era el azote de la restitución

Tiene una condena de 40 años por el crimen de Yolanda Izquierdo, una líder reclamante de tierras.

notitle
08 de octubre 2013 , 09:13 p. m.

En la casa finca La Marranera, en zona rural de Yumbo (Valle del Cauca), terminó la cacería de una de las mujeres más tenebrosas del mundo criminal en Colombia.

Este martes, sobre el mediodía, un equipo de la Policía y la Fiscalía capturó a Sor Teresa Gómez, la media hermana del clan Castaño que está ligada a los más grandes procesos de despojo de tierras desde hace más de dos décadas.

Gómez, quien estaba huyendo de la justicia hace casi una década y que tiene pendiente una condena de 40 años por el asesinato de la líder de reclamantes de tierras Yolanda Izquierdo, se identificó con la cédula de su hermana, pero no tardó en reconocer su identidad ante la posibilidad de que su familiar también terminara detenida.

Un informante entregó a las autoridades la ubicación exacta de la mujer, y luego de una paciente labor de verificación que tardó varios días, finalmente llegó la orden de allanar la casa. Sobre su cabeza pesaba una recompensa de $ 200 millones, y una de las nuevas puntas de la investigación será determinar cómo terminó escondida en el Valle, lejos de las redes ilegales que la protegieron en Antioquia y Córdoba por años.

Precisamente, su captura, que es una de las más importantes realizadas este año y que este martes fue celebrada por el presidente Juan Manuel Santos como un éxito en la lucha contra los poderes clandestinos que pretenden frenar la política de restitución de tierras, abre la posibilidad de empezar a aclarar varios misterios relacionados con la megacriminalidad de las últimas décadas en el país.

Ella manejó de primera mano los negocios de Fidel, Carlos y Vicente Castaño con empresarios de la Costa, Antioquia y Urabá que terminaron reflejados en desplazamientos masivos. Conoce los secretos de ‘los Urabeños’, que en el último año han afianzado su expansión hacia el suroccidente, en antiguas zonas de ‘los Rastrojos’.

Sor Teresa Gómez fue el cerebro detrás de Funpazcor, una ONG creada por Fidel Castaño a comienzos de los 90 para legalizar las tierras arrebatadas a los campesinos de Córdoba y Urabá que terminaron en manos del Fondo Ganadero de Córdoba.

Años después apareció obligando a firmar a representantes de comunidades negras los supuestos negocios sobre sus terrenos ancestrales en el Chocó, que terminaron en manos de palmicultores por una alianza con Vicente. Decenas de desplazados de las tierras de afros en Curvaradó y Jiguamiandó le dijeron a la Fiscalía que “ella fue quien obligó a la gente a salir de la cuenca de Curvaradó, porque amenazaba con matarla si no vendía al precio que decía”. Por esa época aparecieron los ‘mochacabezas’ en la zona, ‘paras’ que decapitaban a sus víctimas.

Se desmovilizó en abril del 2006 como un paramilitar raso y eludió Justicia y Paz. Poco después, al frente de ‘los Urabeños’, apareció amenazando a las víctimas que empezaron a reclamar sus tierras tras el desmonte paramilitar.

La Policía dice que era la jefe financiera de la banda y que ordenó el cobro de extorsiones de hasta el 10% de las ganancias a mineros, empresarios y comerciantes de la costa atlántica.

En su contra tiene cuatro órdenes de captura por los delitos de concierto para delinquir, tentativa de homicidio, homicidio, amenaza, desplazamiento, lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Pero su crimen más conocido es el de Yolanda Izquierdo, víctima de los Castaño y Funpazcor y quien hasta su muerte, en el 2007, denunció que Sor Teresa Gómez había ordenado asesinarla.

A la captura de Sor Teresa Gómez se suma la de al menos siete personas más que hacen parte del ‘cartel antirrestitución’ publicado por la Policía el 24 de julio. Alias ‘Belisario’ y el ‘Tuto’ Castro, exjefe paramilitar hermano de un exsenador condenado por parapolítica, también están entre los capturados. En el cartel también aparecen dos jefes de las Farc y otros cinco ‘urabeños’ que no han sido detenidos.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.