Secciones
Síguenos en:
Los cinco diferendos limítrofes que tenemos 'puertas adentro'

Los cinco diferendos limítrofes que tenemos 'puertas adentro'

De las demandas entre departamentos por líos de fronteras, una ya completó 81 años sin solución.

notitle

Colombia no solo tiene problemas limítrofes en sus fronteras. Varios departamentos tienen diferencias de linderos desde hace décadas, circunstancia que ha generado tensiones entre comunidades vecinas.

Por ley, cuando las entidades territoriales no se ponen de acuerdo sobre un litigio fronterizo, acuden al Congreso de la República para dirimirlo.

Si bien algunos podrían pensar que estas diferencias son de fácil solución, la realidad muestra otra cosa. Ningún departamento quiere perder parte de lo que considera su territorio.

En la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado están en trámite cinco diferendos, el primero de ellos entre Atlántico y Bolívar, y hace referencia a un lío limítrofe entre Galerazamba (Bolívar) y el sector de San Pedrito (Atlántico), que llegó al Legislativo en 1932. Hoy, 81 años después, no se ha resuelto.

Según el historiador Moisés Pineda, este diferendo surgió desde 1905, cuando el Congreso creó el departamento de Atlántico y no hubo un lindero explícito.

Un segundo caso, entre Cubará (Boyacá) y Toledo (Norte de Santander), se radicó en 1943. Este diferendo había permanecido relativamente calmado hasta comienzos del 2000, cuando en la zona se inició la exploración petrolera del denominado bloque Samoré. Tras el fracaso del hallazgo de crudo, la expectativa decayó y se acabó el afán por aclarar los límites.

Otro caso similar es el que se da entre Boyacá y Casanare, en los linderos de Paya y Nunchía. En 1973, cuando se creó la Intendencia de Casanare, no quedó claramente definida la frontera.

Con el inicio de la exploración petrolera en la zona, a mediados del 2000, se buscó esclarecer los límites. Todavía no hay nada resuelto. Y eso que están explotando crudo.

Un cuarto caso se da entre Norte de Santander y Cesar, y corresponde a los municipios de La Esperanza y San Alberto. Este comenzó en 1967 con la creación del departamento costeño, y no quedó establecida una delimitación concreta.

En 1969, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi elaboró un estudio de límites que fue aceptado solamente por Norte de Santander. Desde entonces, el caso pasó al Senado.

El último diferendo, y el que está más avanzado en el Congreso, es de Chocó y Antioquia, por Belén de Bajirá.

Este es el único de los cinco que ha llegado hasta el orden del día de la plenaria del Senado, que no ha querido decidir. Los congresistas básicamente no se han pronunciado, a la espera de que los dos gobernadores lleguen a un acuerdo.

Buena parte del problema radica en que hasta antes de la entrada en vigencia de la Ley 1447, del 2011, los encargados de realizar estos procesos eran miembros de comisiones accidentales.

Ahora se estableció que son comisiones legales de Senado y Cámara y se les fijó un plazo de tres años para resolver los líos. Y ahí están.

“Vamos a presentarle una proposición a la plenaria del Senado para que decida si devuelve los procesos a la Comisión para que reinicie el estudio de los diferendos”, dijo Juan Manuel Galán, presidente de la Comisión de Ordenamiento.

La razón: los reportes que se tienen, al igual que los estudios del Igac, están desactualizados. “Eso permitirá clarificar el panorama para tomar decisiones”, dijo.

De todas maneras, en esto juegan los intereses de muchos. Así como un departamento no quiere perder una hectárea de tierra, algunos políticos saben que quedarse sin una vereda son votos que pueden hacerles falta.

Otros casos no han llegado al Congreso de la República

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi tiene como “deslindes en trámite” (para buscar acuerdos directos) líos entre Antioquia y Córdoba, en el sector de Campoalegre y la Ciénaga de San Lorenzo; entre Santander y Boyacá, en el área de Cubará, Chiscas y Concepción. Tampoco está clara la frontera entre Meta y Caquetá en la zona de Macarena y San Vicente del Caguán; ni entre Norte de Santander y Cesar, entre Aguachica, Río de Oro, El Carmen y Ocaña.

REDACCIÓN OTRAS ZONAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.