Dramático relato de sobreviviente de inundación en túnel en Antioquia

Dramático relato de sobreviviente de inundación en túnel en Antioquia

Cinco obreros se salvaron luego de que el túnel se inundara. Hubo un muerto y hay un desaparecido.

notitle
04 de octubre 2013 , 11:17 p.m.

“Eso fue la misma muerte. El agua me llegaba hasta el cuello y yo me tuve que agarrar de una de las guayas que lleva el aire. Menos mal había una sobre la excavación y ese hueco, entre el agua y el techo, que me permitió respirar”.

Es el testimonio de Jairo de Jesús Ospina, uno de los cinco sobrevivientes de la inundación de un túnel de la microcentral eléctrica San Miguel, que construye la empresa HMV Ingenieros en San Luis (Antioquia).

En el hecho, que ocurrió a la 1:00 de la madrugada de este viernes, hubo un muerto y hasta horas de la noche de este viernes continuaba desaparecido Gilberto Montes.

Con tristeza recuerda al topógrafo Ferney Ríos, quien les avisó que el río se iba a meter al túnel y el cual fue hallado muerto a las 5 de la tarde. Este viernes en la noche se concentraban los esfuerzos en la búsqueda de Montes.

Ospina llegó al Hospital San Rafael, de San Luis, con el cuadro más grave de hipotermia. Mientras le realizaban unas radiografías, narró los momentos difíciles que vivió dentro del túnel.

“Estábamos a 400 metros de profundidad instalando el aire cuando bajó una volqueta. Los compañeros que iban ahí nos gritaron que saliéramos, que se iba a entrar el río. Nos alcanzamos a montar y nos sacó casi 200 metros. Íbamos casi por la mitad, cuando el agua entró y nos arrastró con la volqueta y todo”, recordó.

El desespero lo llevó a tirarse del vehículo y con sus manos se agarró de lo primero que pudo, mientras tragaba lodo. “Yo quedé solo. Todo estaba oscuro. Me encomendé a Dios y pensaba en mi hija de 5 años. Menos mal le dejaba una finquita para que viviera. Todo me estaba doliendo”, manifestó.

En otro punto se encontraban Segundo Enrique Soto Ávila y Jaime Mesa Rúa, suspendidos también de las mismas guayas que Jairo. En otro lado, sin verse, estaban Jorge Eliécer Rodríguez y José Humberto Díaz.

“Le decía: Mesa, ¿te dormiste? Yo silbaba mientras esperaba a que en cualquier momento nos rescataran. Tenía el agua hasta el pecho, me tocaba cambiar de posición”, recordó.

Llegó la luz del día, pero estos hombres seguían en las entrañas de la tierra y con el agua, literalmente, hasta el cuello. De repente, el nivel empezó a bajar y ahí entendieron que la vida les daba una nueva oportunidad.

Motobombas que tenían en el lugar y otras que llevó Corantioquia,sirvieron para drenar el agua. “Cuando el agua empezó a bajar, casi a las 11 a.m., también vi una lucecita, y supuse que era la boca del túnel”, señaló Ospina.

Segundo y Jaime se ayudaron de las guayas buscando la salida y alentaron a Ospina para que hiciera lo mismo. Los cinco salieron por su cuenta, “graneaditos”, y fueron trasladados al hospital de San Luis, donde llegaron con síntomas de hipotermia leve y múltiples golpes.

ANDRÉS GARCÍA HERNÁNDEZ
Enviado especial de EL TIEMPO
SAN LUIS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.