Futuro de colegios de concesión en Bogotá preocupa a padres de familia

Futuro de colegios de concesión en Bogotá preocupa a padres de familia

A traves de la Personería de Bogotá, los acudientes piden que estas instituciones permanezcan.

notitle
04 de octubre 2013 , 05:24 p.m.

Los padres de familia de unos 40.000 jóvenes que en Bogotá se benefician del modelo de colegios por concesión pidieron más claridad a las autoridades distritales sobre el futuro de este esquema.

No comprenden por qué el Distrito aún no cuenta con una evaluación seria sobre los logros alcanzados por estos planteles durante los años de funcionamiento. Además, alegan que todavía no se tenga claridad sobre la decisión que en enero del 2014 va a definir su suerte.

Édison Lancheros, del colegio Colsubsidio Las Mercedes, dijo que estas instituciones educativas han beneficiado a niños de estratos 1 y 2 con un modelo de colegio privado con buenos resultados académicos. “Tenemos un nivel superior, lo que otros colegios no han logrado. Ojalá la conclusión no sea la de que se acaban las concesiones”, afirmó.

Paola Andrea Niño, egresada del Hernando Durán Dusán, aseguró que lo que diferencia a las concesiones es que han creado un sentido de pertenencia en los niños frente a sus planteles. “Eso fue lo que hizo en mí la diferencia. Cada docente fue para nosotros un ejemplo de vida. Fuimos formados para ser líderes”, contó Niño, quien ahora es sicóloga egresada de la Universidad Nacional.

Madres de familia como Esperanza Baracaldo, perteneciente a la comunidad académica de ese mismo colegio, han expresado que este modelo educativo cambió la vida de sus familias. “Antes nos tocaba pasar por humedales y barriales para llegar a los colegios. Así fue hasta que construyeron tres por concesión. Uno ve filas de gente con ganas de tener un cupo allá”, relató.

Varios acudientes coinciden en que, frente a otras instituciones educativas, las sedes de estos centros siempre están en mejores condiciones. “Uno no ve cementerios de pupitres y a los niños les dan todo el material didáctico que necesitan”, agregó Baracaldo.

El apego de los padres a estos colegios es tal que dicen frases como: "En mi vida supe qué era un paro allá”.

¿Quién los evaluará?

Lo que se sabe hasta ahora es que la Secretaría de Educación de Bogotá convocó, mediante un concurso de méritos, a grupos de trabajo que estén interesados en evaluar los impactos que produjeron los 25 colegios en concesión en la población beneficiada, en el entorno y en la comunidad educativa, entre 1999 y el 2013. Aún no hay resultados de esa convocatoria.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.