Signos Contemporáneos en arte venezolano

Signos Contemporáneos en arte venezolano

En Galería La Cometa de Bogotá hasta 10 de Octubre. Cerca de 60 obras.

04 de octubre 2013 , 07:01 a.m.

Corina Briceño, Alberto Cavalieri, Pedro Fermín, Nanin García, Ana María Mazzei, Luis Mille, J J Moros, Ana María Olalde, Aureliano Parra, Jorge Pizzani, Arturo Quintero, Héctor Ramírez, Anabella San Vicente, Ani Villanueva. Son algunas de las 60 obras.

Curaduría: María Luz Cárdena *

Como indica la curadora, quien al presentar la muestra la agrupa en estaciones relacionadas, se trata de “un abanico de posibilidades de acción plástica en las cuales se van incorporando problemas y soluciones que tienen que ver con la transformación paulatina de la representación de la realidad, por medio de la deconstrucción y condensación estructural de los elementos”.

Primera Estación: se formula en torno a los Expresionismos y Disoluciones de la Imagen, con la obra de Jorge Pizzani y Corina Briceño. En Pizzani la figura humana se levanta desafiante, con enorme fuerza pero a la vez desdibujada por el gesto. Briceño parte de una visión deconstructiva: trazar y borrar para llegar a estados límites de la memoria.

Jorge Pizzani (Acarigua, 1949): Su obra reserva un indomable talante expresivo que la convierte en texto de las emociones, en narrativa del inconsciente y territorio de la intuición “En realidad”, declara, “mi pintura es muy del inconsciente, de mi contacto con los seres humanos, el hombre y su entorno. Creo que el arte últimamente hace crónica de lo inmediato y eso no me llena”.

Corina Briceño (Caracas, 1943): destacada en las artes venezolanas por su capacidad de investigación en la integración de medios audiovisuales y tradicionales (artes gráficas, pintura, collage, dibujo, fotografías y video). Su obra revela un estudio completo acerca de los procesos de construcción-deconstrucción de la figura y el paisaje, en expediciones de campo, con un refinado poder de síntesis de la imagen. “He tratado de buscar eso que es intangible, que está dentro de uno: lo que tratas de buscar y de lograr. Esos recuerdos que no puedes atrapar por la transformación y el cambio. La misma memoria hace que esos recuerdos sean difusos y se transformen en otra cosa”.

Segunda Estación: comprende el uso de las Fragmentaciones para alcanzar estructuras abstractas a partir de elementos que se vinculan con representaciones de lo real, con la obra de Aureliano Parra y Anabela San Vicente.

Aureliano Parra (Caracas, 1980): Configura estructuras que, a manera de ensamblajes o collages, tejen redes infinitas a través de las cuales se aproxima al caos formal y las transformaciones de la ciudad contemporánea: “La repetición obsesiva del color y la forma”, dice Aureliano, “son los valores que en esta propuesta sirve de apoyo a un concepto que expresa lo poético de mi entorno urbano. Hay elementos específicos que me interesan de la ciudad como fenómeno estructural que nacen de las vistas aéreas o cenitales. Personas que transitan, tarantines de buhoneros, barrios y concentraciones políticas en las que solo puedo divisar continuidad y serialidad de puntos que se multiplican, generando una sensibilidad entre el espacio y el tiempo y la configuración de la pintura como epicentro de mi propuesta artística”.

Anabela San Vicente (Caripito, 1952) desarrolla una minuciosa obra que toma como punto de partida el ensamblaje, en construcciones que combinan fragmentos de papel o de objetos cotidianos en metal, originando sombras, transparencias y definiciones cromáticas muy pensadas. Escoge el metal por su espectro cotidiano: “El metal es algo tan cotidiano”, señala, “está en todas partes. Lo que se pone en el tapete es la actualidad humana, el contacto del ser humano con el objeto”.

Tercera Estación: acude a la Disolución y Reconstrucción de la Forma en estructuras irregulares y libres, con la obra de Alberto Cavalieri y Ana María Mazzei.

Alberto Cavalieri (Caracas, 1969): Se revela con una enorme eficiencia para alcanzar transparencia con materiales duros y, con ellos mismos, dibujar en el espacio líneas o lazos que trazan recorridos y se envuelven en nudos Su trabajo se caracteriza por un fuerte dominio de los materiales -hierro, madera o concreto- y la capacidad de entrar en la vida interna de la misma, en sus procesos. El artista convierte al hierro en un material flexible, aéreo, lo conecta con estados rítmicos, desafía la gravedad, otorgando movimiento a sus composiciones.

Ana María Mazzei (Caracas, 1946): Pionera del arte conceptual en Venezuela por su participación en eventos esenciales para la construcción de un sólido discurso que integra diferentes medios como la escultura, el dibujo, la fotografía, la gráfica, la pintura y las instalaciones. Explora la naturaleza y el paisaje desde una perspectiva ambiental, antropológica y artística ( … ) “de descubrir ‘otra obra, u otro paisaje imaginario’ detrás del ángulo oculto, no visualizado en el monocromo de la superficie, ángulo no visto a la distancia, descubierto, solo en el acercamiento a la obra. La distancia oculta el misterio, develado en la aproximación. A su vez, la distancia revela una superficie monocromática enriquecida por la veta de la madera, cuyo juego constante remite la ola el mar”.

Cuarta Estación: nos adentramos en los problemas de las Geometrías Orgánicas. Transparencias y Pasajes, con la obra de Ani Villanueva, Arturo Quintero y Héctor Ramírez.

Ani Villanueva (Caracas, 1954): crea un nuevo objeto, teje sus estructuras y construye para ellas un lenguaje que les hace perder su condición utilitaria para alojarlos en el habla poética y en la sutil proyección de una inspirada belleza: “reciclo, ensamblo amarro recreo e instalo”, señala. “Salgo a cazar materiales de la vida cotidiana contemporánea, generalmente plásticos y metales no degradables que sugieren posibilidades. Luego las posibilidades se resuelven en el taller. La cacería es el comienzo de la inspiración y la actual fabricación del primer prototipo es una emoción incomparable. Alegre y a la vez atenta me sumerjo en este mundo de cosas sorpresivas, inútiles y hermosas. Intento recrear una naturaleza perenne, liviana e indestructible. Me conecto con formas marinas, celulares y orgánicas. Estas nuevas obras son o prototipos únicos o series que pueden habitar espacios enormes, públicos o privados, interiores o exteriores”.

Arturo Quintero (Caracas, 1964) fundamenta sus investigaciones plásticas en el estudio de la geometría como ciencia de articulación de las formas y el conocimiento del Universo, manejando con precisión el territorio de lo estético, lo simbólico y lo conceptual, con la incorporación de materiales y objetos no comunes en la creación de estructuras compuestas por formas geométricas que construyen esferas, rombos o cuadrados virtuales en movimiento. Quintero ha realizado rigurosos estudios de la matemática fractal, la Geometría Sagrada y los sólidos platónicos en los que “las figuras de poliedros surgen de esferas cuyos vértices, caras y ángulos armonizan en perfecta simetría. Luego trato de imprimir otros sólidos dentro de estos sólidos, y me sale una infinidad de sólidos. Va a llegar un momento en el que el triángulo desaparece y entonces aparecerá otra figura”.

Héctor Ramírez: (Punto de Mata, 1955) desarrolla los problemas básicos del cinetismo en una obra orgánica, vital y traslúcida que recrea el movimiento de la naturaleza y las aguas. Utilizando la gráfica como base, juega con líneas, formas y matices del negro. Así genera un nuevo espacio para el volumen y el movimiento ( … ) “quien anima la pieza y la moviliza es el espectador. La esencia de la obra radica en la luz y su ausencia, lo que genera un tiempo y un espacio elástico ilimitado, energía y movimiento referentes al cosmos físico que pertenece al espectador. Es un proceso de búsqueda, de creación e investigación intuitiva en un camino libre”.

Quinta Estación: el problema de las Estructuras y Tensiones con la obra de Ana María Olalde, Luis Millé y JJ Moros.

Ana María Olalde (San Sebastián-España, 1949): maneja la energía de la materia como campo pictórico sin abandonar la ejecución manual: “esa relación directa que hay de la mano del artista con la elaboración de la obra, eso para mí es fundamental”. De ahí que sus obras resultan especialmente dinámicas y alojadas con firmeza en el terreno de lo sensible.

Luis Millé (Caracas, 1967): se destaca como una figura muy interesante en el desarrollo de la escultura contemporánea de relevo en Venezuela. Su obra explora nuevos conceptos en la construcción de los volúmenes y sus relaciones fenomenológicas en el espacio, así como la tensión entre las formas. El espacio se expande, se vuelve flexible y dinamiza la composición: “Mi trabajo es un proceso de investigación sobre la fenomenología del espacio, todo acontecimiento dentro del mismo que involucre lo flexible, expansivo, intangible y lo activo-pasivo”.

JJ Moros (Caracas, 1950): uno de los valores más sólidos de la escultura contemporánea en Venezuela, enriqueciendo considerablemente las vertientes de exploración del constructivismo y la abstracción geométrica. Sus formas nítidas, contundentes, destacan por la calidad en la ejecución y la sobriedad en la composición. Ha sido constante en la escogencia del hierro como materia y la geometría como esencia de la propuesta. La calidad de ejecución y el preciosismo en el acabado de los volúmenes son impecables y definen con sobriedad, integridad, pulcritud y pureza los límites de su lenguaje plástico. El artista explora las tensiones que se derivan de la relación entre volúmenes, planos y líneas, tensiones reforzadas por el uso frecuente de ejes diagonales, originando piezas que expresan, en su formalidad y rigor, un discurso coherente y fluido.

Sexta Estación: plantea la creación de Códigos y Alfabetoscon una pieza de enlace (Silabario)de JJ Moros y la producción de Nanín García.

Silabario de JJ Moros es un políptico formado por 18 pequeños círculos blancos cuyas muescas aluden a letras diferentes. De acuerdo con la posición en la cual se coloquen, se producirán significados distintos.

Nanín García (Caracas, 1952): ha desarrollado una interesante investigación visual con raíces teóricas provenientes de la música y las estructuras del lenguaje, que se expresa en códigos cromáticos y formales originales. Pero el código, acá, no sólo es una unidad significativa de la comunicación, sino también un símbolo creador: “La real intención de mi trabajo plástico”, declara, “es modelar una identidad a través de la reunión de conceptos, expresados en geometría evolutiva y sonidos. Ese recurso plástico, actuando con la estructura del pensamiento, origina un dibujo que sólo pertenece a la identidad, va de la oración al dibujo infinito de palabras”. Las interrelaciones entre el lenguaje y la música le sirven de soporte para la generación de espacios poéticos. El artista ha creado una serie de signos que funcionan como ideogramas visuales, de la misma forma que funcionan los signos del alfabeto chino, por ejemplo.

Séptima Estación: cierra el recorrido al alcanzar las Formas Puras y los Planos Continuos en el Espacio con la obra de Pedro Fermín.

Pedro Fermín (Carúpano, 1950): despliega en su trayectoria importantes aportes pioneros para el desarrollo de las instalaciones, el manejo conceptual del espacio y la construcción de un lenguaje que aborda nuevos planos de la abstracción en el arte contemporáneo venezolano. El punto de partida es transgredir “la manera en la que mucha gente ve lo alto, lo ancho y lo profundo”. Introduce la curva para llegar cómodamente a tomar la espacialidad, y lo hace con elegancia en las formas. Sus piezas adquieren levedad y transparencia al incorporarse al entorno. Son livianas y parecen levantar vuelo, las direcciones de los ángulos se multiplican y se mueven con naturalidad y fluidez en las salas. El artista abandona cualquier tipo de rigidez constructiva y conceptual para abrirse a una nueva comprensión de lo bidimensional y lo tridimensional.

· María Luz Cárdenas es curadora y gerente en museos venezolanos, con 37 años de experiencia. Directora del Departamento de Investigación del Museo de Arte Contemporáneo Sofía Imber (1978-2001). Presidente de la Asociación Internacional de Críticos de Arte-Capítulo Venezuela 2011-2014. Labores de docencia en la Maestría del Instituto Armando Reverón, Caracas, la Especialización en Museología de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Central de Venezuela y el Diplomado de Arte Occidental de la Universidad Metropolitana de Caracas. Autora de la curaduría de numerosas exposiciones, como del Salón Pirelli de Jóvenes Artistas (1994-2001), el Salón Nacional de Arte Aragua (1996-2001), Jóvenes con FIA (1999) y las representaciones de Venezuela en las Bienales de Venecia (2009), Cuenca (2009) y la Habana (2012). Forma parte del equipo coordinador-fundador de las publicaciones La Roca de Crear y Participarte, editadas por el Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio, Caracas.

(Prensa)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.