Organismos de control ponen la lupa en el modelo de aseo de Bogotá

Organismos de control ponen la lupa en el modelo de aseo de Bogotá

Contraloría abrió procesos de responsabilidad fiscal a Acueducto y Procuraduría pide cuentas.

notitle
02 de octubre 2013 , 01:26 p.m.

La Procuraduría General llamó la atención del Distrito para que defina “de manera clara con los operadores de aseo en Bogotá sobre la fecha de terminación de los contratos con el fin evitar traumatismo en la recolección y la disposición de basuras en la ciudad, tal como sucedió en diciembre del 2012.

En un oficio, Fanny González, procuradora Delegada para la Vigilancia de la Función Pública, le solicitó a la Alcaldía de Bogotá que “agilice los estudios, análisis y toma de decisiones a que haya lugar para dar una solución definitiva a la prestación de aseo en la ciudad”.

En la comunicación, dirigida a la Unidad Administrativa de Servicios Públicos (UAESP), González señala que “el Distrito debe normalizar en el menor tiempo posible y bajo el esquema que estime pertinente la prestación del servicio de aseo en sus componentes de recolección, transporte al sitio de disposición final, barrido, limpieza de vías, corte de césped y poda de árboles, tal y como lo ordenó la Corte Constitucional en el Auto 275 de 2011, dadas las circunstancias de contratación de urgencia y que aún hoy se mantienen”.

Por su parte, la Contraloría de Bogotá abrió dos procesos de responsabilidad fiscal contra la empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, por 62.566 millones de pesos. Se indagan irregularidades en planeación, estudios, compra de equipos y contrataciones de asesorías y personal que no correspondían a las necesidades reales de la demanda de la prestación de servicio de aseo por el nuevo operador público.

El primer proceso es por 29.223 millones de pesos, por contrato de consultoría para implementar el modelo, gastos de contratación de personal innecesarios, por cuanto se contrataron 4.224 personas para cubrir el ciento por ciento. Un año después, solo tienen en el servicio el 52 por ciento de esa nómina.

Igualmente, por sobrecostos en la contracción de volquetas y los polémicos compactadores alquilados en EE. UU.

El segundo proceso, por 33.343 millones de pesos, es por presuntas irregularidades en la compra que hizo el Acueducto de 218 vehículos de aseo. “Basado en el supuesto de que el Distrito operaría en el ciento por ciento de la ciudad, cuando en realidad sabía que solo podían operar en el 52 por ciento, lo que explica la sobredimensionada compra de maquinaria”, señaló la Contraloría de Bogotá.

REDACCIÓN BOGOTÁ Y REDACCIÓN ELTIEMPO.COM

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.