Papa reconoce que el Vaticano está centrado en sus propios intereses

Papa reconoce que el Vaticano está centrado en sus propios intereses

El sumo pontífice promete que hará todo lo que pueda para cambiar la mentalidad de la institución.

notitle
01 de octubre 2013 , 04:44 p.m.

La profunda reforma de la Iglesia católica que tiene en mente el Papa Francisco empezó a andar oficialmente en Roma este martes con la primera ronda de reuniones entre el Pontífice y el “consejo de cardenales”, conformado por ocho purpurados provenientes de distintos continentes llamados a ayudar en el gobierno de la comunidad cristiana y a aconsejar en la reorganización de la estructura de la Santa Sede.

Aunque los encuentros, que se prolongarán hasta este jueves, se mantienen en secreto, Francisco ofreció pistas sobre cómo quiere que sea la Iglesia.

En una entrevista publicada por el diario La Repubblica –hecha por el fundador ateo del periódico, Eugenio Scalfari–, Francisco criticó que la Curia romana se preocupe demasiado por el Vaticano y poco por el mundo y dice que los dos grandes problemas que tiene la sociedad contemporánea son el abandono de los ancianos y la falta de oportunidades para los jóvenes. “Están aplastados por el presente”, lamentó el obispo de Roma.

Al encontrarse en la residencia Santa Marta, tanto Francisco como Scalfari comentan que sus allegados temen que el otro vaya a “convertirlo”. El Papa responde con una sonrisa y diciendo: “El proselitismo es una solemne tontería, no tiene sentido. Hace falta conocerse, escucharse y hacer crecer el conocimiento del mundo que nos rodea”.

Al hablar sobre el narcisismo, asegura que “no le gusta” y afirma que es una “especie de trastorno mental” que suele afligir a los que “tienen mucho poder”, y también a los de la Iglesia.

Después dice una de las frases más impactantes de la entrevista: “La corte es la lepra del papado”. Al ser preguntado si se refiere a la Curia romana, confiesa que su defecto es que está demasiado preocupada por lo que ocurre en Roma: “Esa visión Vaticano-céntrica descuida el mundo que la rodea. No la comparto y haré todo lo que pueda por cambiarla”.Otra cosa que no le gusta a Francisco es el “clericalismo”: “No debería tener nada que ver con el cristianismo. San Pablo fue el primero en enseñárnoslo”.

También se muestra crítico con la situación actual de la Iglesia al hablar del “consejo de cardenales”. Sostiene que representa el inicio de una Iglesia con una organización “horizontal” y no sólo “vertical”. Francisco quiere una Iglesia “pobre entre los pobres” y que mire al futuro “con espíritu moderno y de apertura a la cultura moderna”, como propuso el Concilio Vaticano II.

El hecho de que el Papa eligiera de nuevo un diario crítico con la Iglesia no gustó a algunos en la Santa Sede. Un eclesiástico que pidió mantener el anonimato comentó a EL TIEMPO que “no entendía” su preferencia por La Repubblica y que deseaba que detrás de “todos estos gestos hermosos existiera un verdadero proyecto para la Iglesia”. “De momento no sabemos muy bien hacia dónde vamos”, se lamentó.

DARÍO MENOR TORRES
Para EL TIEMPO
CIUDAD DEL VATICANO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.