Secciones
Síguenos en:
Desacuerdo entre republicanos y demócratas paró al gobierno de EE.UU.

Desacuerdo entre republicanos y demócratas paró al gobierno de EE.UU.

Esta situación podría agravarse de nuevo dentro de dos semanas si no hay acuerdo político.

El gobierno de Estados Unidos quedó paralizado el martes por primera vez en 17 años tras el fracaso de las negociaciones entre republicanos y demócratas sobre el presupuesto, dejando en paro técnico a cerca de 800.000 funcionarios.

Esta situación podría agravarse de nuevo dentro de dos semanas si no hay acuerdo político sobre el techo de la deuda. Cerca de 800.000 empleados públicos considerados no esenciales, de un total de dos millones, tendrán que quedarse en casa sin sueldo hasta nueva orden y también se cerrarán parques nacionales, museos y monumentos, incluyendo la emblemática Estatua de la Libertad.

Pese a las intensas negociaciones en la noche del lunes al martes e idas y vueltas entre el Senado con mayoría demócrata y la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, ningún proyecto de ley de finanzas pudo ser adoptado a tiempo para el inicio del ejercicio presupuestario 2014, que empezaba el martes a las 00h00 de Washington (04h00 GMT). En consecuencia la Casa Blanca ordenó poco antes de medianoche local que las agencias federales cesen parcialmente sus actividades y envíen a sus casas, sin sueldo, al personal "no esencial" al que no se puede pagar. Los efectivos de la administración pública se verán reducidos a un mínimo, al punto que determinadas agencias pasarán a actuar con apenas 5% de su personal.

El presidente Barack Obama promulgó sin embargo una ley que garantiza a los militares que serán pagados pase lo que pase. "Ustedes y sus familias se merecen algo mucho mejor que estos problemas a los que asistimos en el Congreso", dijo a los soldados en un mensaje video. Al margen del impacto concreto del "shutdown" (cierre) del gobierno federal, su efecto en los mercados mundiales era este martes apenas perceptible.

Las bolsas europeas abrieron con alzas y Tokio cerró en verde. Pero los expertos miran con inquietud otra fecha: si antes del 17 de octubre republicanos y demócratas no se ponen de acuerdo sobre un aumento del límite legal de la deuda pública, Estados Unidos podría verse incapacitado para hacer frente a sus obligaciones financieras y hallarse así en situación de 'default' de parte de su deuda. De momento, Estados Unidos capta dinero en condiciones muy favorables pero un 'default' parcial podría tener consecuencias imprevisibles sobre el coste de su financiación, con un nefasto efecto de reacciones en cadena en los mercados mundiales, según los expertos.

Un forcejeo de 33 meses

El fracaso del Congreso materializado este martes corona 33 meses de forcejeo permanente entre demócratas y republicanos sobre el presupuesto. Unos y otros se han acusado mutuamente del fracaso. "Es una vergüenza que estas personas, elegidas para representar al país, acaben representando al Tea Party y a los anarquistas", bramó Harry Reid, jefe de la mayoría demócrata del Senado. En respuesta, el legislador republicano Ted Poe publicó en Twitter un mensaje responsabilizando al gobierno: "Estamos en esta situación porque el presidente y los demócratas del Senado querían este resultado desde el inicio".

Por su lado, el senador republicano John McCain admitió que los republicanos "serán percibidos como los que han bloqueado y provocado el cese de las actividades del Estado federal". La razón de fondo del bloqueo es el llamado "Obamacare", la emblemática reforma del sistema de salud del presidente estadounidense votada en 2010 durante su primer mandato y que los republicanos quieren impedir.

El Partido Republicano se opone a la implementación del 'Obamacare', que obliga a las empresas a pagar seguros de salud a sus empleados y prevé ayudas del gobierno a las personas que no tengan dinero para pagarse uno por sí mismas. Según esta reforma, todo estadounidense deberá tener un seguro para el 1 de enero de 2014, pero los republicanos quieren impedir su aplicación, alegando que el sistema constituye un abuso de poder del Estado federal y que haría estallar el presupuesto federal. Senado y Cámara de representantes reanudan sus labores este martes a las 13h30 GMT. "Vuelta a la casilla de salida" comentó un portavoz de Reid. Entre diciembre de 1995 y enero de 1996 hubo otro cierre del gobierno federal durante la presidencia de Bill Clinton que duró casi un mes. El crecimiento económico del país quedó entonces amputado en ritmo anual en un punto porcentual.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.