Secciones
Síguenos en:
Las cuatro apuestas de Petro que están bajo la lupa de la justicia

Las cuatro apuestas de Petro que están bajo la lupa de la justicia

El Alcalde enfrenta escenarios judiciales debido a sus decisiones: POT, basuras, toros y TM.

notitle

El reciente pronunciamiento del Consejo de Estado, que dejó en claro que el alcalde Gustavo Petro no podía expedir el POT por decreto, ha dejado en evidencia el estilo desafiante del mandatario al tomar sus decisiones, incluso por encima de la justicia.

Una situación similar se repite con el modelo de basuras, la prohibición de las corridas de toros en la Santamaría y la liquidación del contrato para construir una troncal de TransMilenio por la carrera 7a.

Hoy, cada una de ellas está en la mira de los estrados, pues dichas decisiones afrontan demandas de diversos sectores de la ciudad, que las consideran “ilegales” y “arbitrarias”.

Los expertos cuestionan esa forma del Alcalde para “imponer” sus políticas. El concejal Juan Carlos Flórez, de la Alianza Social Indígena (ASI), afirmó que están tomadas “a la medida de los medios, buscando grandes titulares”.

“Van en contra de la ley y ni siquiera cuentan con estudios”, añadió Flórez.

El proceso disciplinario más complejo que afronta Petro por este asunto está en manos de la Procuraduría, por cuenta del nuevo esquema de recolección de basuras, que puso a andar en diciembre del año pasado y que hoy reporta saldos financieros en rojo. El mandatario enfrenta el riesgo de ser destituido e inhabilitado para ejercer cargos públicos por presuntas irregularidades en el diseño de ese modelo. (Lea: Petro generó caos en basuras de Bogotá, dice la Procuraduría). 

En este punto, según señaló el exalcalde Jaime Castro, “para él (Petro) todo lo que hace el sector privado debería hacerlo el público, y por eso quiere oficializar todas las actividades de la ciudad”. También hay críticas por parte del exalcalde Paul Bromberg, quien alcanzó a formar parte del equipo de empalme de Petro, a comienzos del gobierno, y al final terminaron distanciados.

Al analizar lo que ha ocurrido con las basuras, Bromberg sostuvo: “Con el anterior modelo se les dio vuelo a unos nuevos privados que se hicieron millonarios. Petro debió cobrarles un impuesto a esos nuevos ricos para que retribuyeran a la ciudad, pero no alejarlos del sector. Técnicamente, fue un desastre, e irresponsable. La Procuraduría tiene razón”.

Una situación similar se vive por cuenta de la expedición del POT, a través del polémico Decreto 364, firmado por el mandatario el pasado 26 de agosto. No solo fue demandado por los principales gremios de la ciudad, sino que se espera una acción judicial idéntica del Ministerio de Vivienda. Por si fuera poco, el concepto del Consejo de Estado conocido la semana pasada deja en claro que no se podía expedir la modificación del POT por decreto. (Lea: ¿Por qué el Consejo de Estado le dijo no al POT de Bogotá por decreto?). 

Frente a las corridas de toros, el Alcalde le cerró las puertas a estos actos en la plaza de la Santamaría y conquistó el corazón de los animalistas. Sin embargo, la Corporación Taurina instauró una acción de tutela debido a que el Distrito canceló de manera unilateral el contrato de arrendamiento de la plaza con dichos empresarios. La Corte Constitucional está a punto de pronunciarse frente a este pleito. (Lea: Prohibir corridas tiene respaldo constitucional, sostiene la Alcaldía).

En el caso de los toros, tanto Bromberg como Castro consideran que la medida del Alcalde tuvo un ánimo populista. “Lo que hizo Petro fue ganarse el odio de una minoría oligarca y se ganó el de los animalistas”, expresó Castro. Bromberg agregó que el alcalde “sabe que esto le da visibilidad en los medios y el escándalo fortalece su imagen”.

Aunque la liquidación del contrato para construir la troncal de TransMilenio por la 7a. no ha llegado a los estrados judiciales, hay una evidente demora por parte del IDU con Sainc para ponerle punto final a este asunto. Por eso, no se puede descartar una demanda en contra de la ciudad por esta decisión del Distrito. De paso, está la incertidumbre del Consorcio Express –que debía operar dicha troncal– en el marco del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Los empresarios estudian una reclamación millonaria contra la Administración por las pérdidas que han tenido.

La mayor preocupación de los analistas es el costo que tendrán todas estas decisiones para Bogotá. “Petro compromete la estabilidad financiera de la capital y la expone a demandas –opinó Bromberg–. El próximo alcalde va a encontrar muchos problemas sin solución y tendrá que pagar el costo político de corregir el rumbo”.

EL TIEMPO buscó una respuesta del Distrito y se intentó comunicar con el secretario de Gobierno, Guillermo A. Jaramillo, pero no respondió los llamados.

En reiteradas oportunidades, Petro ha explicado que sus medidas buscan fortalecer lo público, defender el medio ambiente y los animales, frenar la expansión urbanística en la Sabana y apostar por un transporte eléctrico en la ciudad.

NATALIA GÓMEZ CARVAJAL
Redactora de EL TIEMPO
natgom@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.