Controversia por papel de jueces y notarios frente a unión igualitaria

Controversia por papel de jueces y notarios frente a unión igualitaria

Para la Iglesia no existe fundamento jurídico que sustente la celebración del matrimonio gay.

27 de septiembre 2013 , 10:35 p.m.

La tutela que ha interpuesto la Procuraduría para tumbar el primer matrimonio entre una pareja homosexual en Colombia enciende de nuevo el debate. La Iglesia, siempre presente en la discusión, rechaza el término matrimonio para este tipo de uniones.

“Es un acto jurídicamente nulo. En nuestro marco legal no existe otro matrimonio que el de hombre y mujer. Así lo ratificó, incluso, la Corte Constitucional”, dijo Pedro Mercado, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal y encargado de las relaciones Iglesia-Estado.

Lo mismo piensa Javier Suárez, teólogo y presidente de la Fundación Marido y Mujer, quien interpuso una acción de tutela contra esa unión. Según él, el juez incurrió en prevaricato por acción al usurpar las facultades de los congresistas.

“El que puede modificar la Constitución e introducir nuevas figuras jurídicas es el Congreso, no los jueces”, afirmó.

Por el contrario, activistas de la comunidad LGBTI sostienen que la celebración de estos matrimonios en los juzgados representa una clara interpretación de la sentencia C–577 del 2011.

Según el abogado Germán Humberto Rincón Perfetti, la decisión del juzgado 48 “ilustra a la academia del país y da una bofetada a los notarios, quienes no se han atrevido a dar el paso necesario para garantizar progresividad de derechos y ciudadanías de primera categoría”.

Marcela Sánchez, directora de la ONG Colombia Diversa, dice también que “a diferencia del Colegio de Notarios, que se casó con una interpretación, los jueces han cumplido con su deber de protección de las minorías, ajustados a la ley”.

Notarios, firmes con ‘unión solemne’

El presidente de la Unión Colegiada de Notarios, Álvaro Rojas Charry, le dijo a EL TIEMPO que en las notarías del país “no se ha celebrado ni un matrimonio civil”.

Desde el 20 de junio pasado, en las notarías se han legalizado 20 uniones entre parejas del mismo sexo, pero en ningún caso se ha utilizado, ni se utilizará, la palabra ‘matrimonio’. De hecho, 10 solicitudes en ese sentido fueron rechazadas por notarios, cuyo gremio se mantiene firme en utilizar, para este trámite, su formato de “unión contractual solemne”.

Los notarios del país, al cabo de varias semanas de consultas, decidieron utilizar ese documento en el que se hace referencia expresa a la sentencia de la Corte y que establece obligaciones y deberes para los miembros de la pareja que legalicen su unión.

Rojas Charry asegura que los notarios, a diferencia de los jueces civiles, no están en libertad de interpretar la sentencia de la Corte y que, como esta no usa la palabra ‘matrimonio’, ese término no es procedente para las uniones hasta ahora legalizadas en tales despachos.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.