Secciones
Síguenos en:
La orquesta de la esperanza de Sogamoso.

La orquesta de la esperanza de Sogamoso.

Banda musical que está conformada por niños sordos o ciegos.

Un grupo de 55 niños del Colegio San Martín de Tours de la ciudad de Sogamoso conforma la Orquesta Sinfónica La Esperanza.

El nombre de la banda se debe a que varios de sus integrantes tienen discapacidades auditivas o visuales (no oyen o no ven) y los demás provienen de comunidades vulnerables.

Este proyecto musical nació como un laboratorio en el 2004, bajo la dirección del maestro Giovanni Villamil Pinzón, de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.

“Era una laboratorio para investigar cómo la música podía ayudarles a los niños con discapacidades auditivas y visuales y a aquellos cuyo entorno familiar presenta dificultades”, explicó el Maestro.

Tras conocer los resultados de este laboratorio, se empezó a buscar recursos para financiar el proyecto.

En el 2009 el Club Rotario de Sogamoso decidió apoyar esta singular orquesta, que interpreta desde piezas de la música clásica hasta temas más populares.

“Desde hace más de tres años se consiguió una subvención con el Club Rotario Colomboamericano de California. Ellos nos colaboraron con dinero para la compra de instrumentos, uniformes y atriles para los niños de la orquesta”, contó la presidenta del Club Rotario de Sogamoso, Gloria Montaña de González.

En la orquesta hay niños desde los 7 años hasta adolescentes de 16 años. Además, están vinculados 10 infantes en el programa de la preorquesta.

“La misión de este proyecto es lograr que esta sea una posible forma de vida para ellos en el futuro. Con un grupo de estos muchachos estoy empezando a trabajar conciertos pequeños de misa para ofrecerlos a las empresas, a fin de que vean que sí se puede obtener una ganancia”, afirmó el maestro Villamil Pinzón, natural de Moniquirá.

Para los niños y los jóvenes con discapacidad auditiva se tiene un plan especial de enseñanza, debido a que ellos perciben la música por movimientos.

“Se les enseña a coger el instrumento y se les coloca unas marcas en el instrumento. Ellos perciben las vibraciones”, dijo Villamil.

“Me sorprendió muchísimo la tarea de los rotarios con la orquesta de niños con limitaciones auditivas y visuales”, indicó Pedro Mejía, gobernador del Distrito Rotario 4281.

REDACCIÓN BOYACÁ SIETE DÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.