Secciones
Síguenos en:
'Bogotá descuidó violencia entre hinchas', dice padre Alirio López

'Bogotá descuidó violencia entre hinchas', dice padre Alirio López

El creador del programa Goles en Paz cuestionó la suspensión de partidos.

notitle

Los hechos recientes en los que fueron asesinados dos hinchas del Nacional y el padre de un hincha de Santa Fe, en Bogotá, dejan la percepción de que el Distrito ha retrocedido en materia de convivencia entre barras futboleras.

Una de las críticas tiene que ver con la desaparición del exitoso programa Goles en Paz, liderado entre el 2001 y el 2009 por monseñor Alirio López. El prelado insistió en que el Distrito “cedió el terreno ganado por la iniciativa”, que en la pasada década capacitó a 9.000 niños, e incluso logró eliminar la malla que separaba la gradería de la cancha de El Campín, sin revivir las agresiones que algunos fanáticos protagonizaban en la gramilla. (Vea aquí imágenes de víctimas de violencia entre hinchadas).

“El Alcalde no puede decir que no hubo resultados”, señaló. Para monseñor López, la decisión del alcalde Gustavo Petro de suspender el partido entre Millonarios y Nacional “fue un error, pues les dio la razón a los violentos. El estadio debe ser un escenario de convivencia y no de prohibición”. La propuesta del prelado consiste en hacer una carnetización inteligente para que los barristas sean identificados y expulsados si ejercen la violencia.

“También nos tenemos que quejar de llamar ‘bravas’ a las barras. Así solo alimentamos la violencia de algunos”, anotó. En el mismo sentido, el miércoles el fiscal general, Eduardo Montealegre, sostuvo que la violencia entre barras no debe enfrentarse con el endurecimiento de las penas, pues la ley es clara: cargos como el homicidio contemplan penas superiores a los 20 años de prisión.

Homenaje a las víctimas

El pasado miércoles, en la estación de TransMilenio donde el lunes fue apuñalado el hincha de Nacional Carlos Andrés Medellín, a manos de aficionados de Millonarios, se hizo un homenaje a esta víctima de la intolerancia entre barras, y a las otras dos fallecidas en los últimos días.

Al acto asistieron el Alcalde, directivas y jugadores de Millonarios, Santa Fe y Equidad, y miembros de barras.

Tras la pista de ‘Toledo’

Alias ‘Toledo’ (señalado como el asesino del sargento Pedro Contreras, quien defendía a su hijo, que portaba una camiseta de Santa Fe) ha manifestado a través de su abogado y de su padre su supuesta voluntad de entregarse. Sin embargo, hasta la noche del domingo no había noticia de su paradero. De él se sabe que vive en el barrio Santa Cecilia (Engativá), que hace parte de una barra de hinchas de Millonarios conocida como ‘los Pichos’ y que también está siendo investigado por el homicidio de Sebastián Rodríguez, un hincha de Santa Fe al que le propinaron 18 puñaladas en el barrio las Ferias en el 2010, por llevar la camiseta del equipo ‘cardenal’. El padre de ‘Toledo’, que fue compañero en el Ejército del sargento Contreras, insiste en que su hijo no fue el asesino y que ha sido amenazado por hinchas de Santa Fe.

La Fiscalía emitió cinco órdenes de captura a los presuntos responsables de la muerte de Contreras.

Familias y amigos despiden a víctimas

El miercoles se realizó el sepelio de Carlos Andrés Medellín, el hincha de Nacional asesinado el pasado lunes por seguidores de Millonarios en la estación Ricaurte de TransMilenio.

En una funeraria del sur de la ciudad, Rosendo Medellín, padre del muchacho, pidió una vez más a las autoridades que capturen a los autores de la muerte de Carlos Andrés. “No quiero enterrar a otro hijo por una causa tan absurda”, dijo Rosendo, refiriéndose a otro miembro de su familia que es seguidor de Millonarios. Por otra parte, para hoy están previstas las exequias de Carlos Javier Rodríguez, de 22 años, el hincha de Nacional que también fue asesinado el lunes, pero en el barrio La Cañiza de Suba. Su familia pide celeridad en la captura del homicida.

En Bucaramanga, libres cuatro agresores

Dos adolescentes de 17 años y dos adultos, de 18 y 19, fueron capturados por la Policía de Bucaramanga luego de que atacaron con armas blancas a dos hinchas del Medellín en Lebrija (Santander). Las víctimas, que viajaban de Cúcuta a Medellín, esperaban en la tarde del pasado lunes un bus a un costado de la carretera cuando fueron interceptados por los jóvenes que vestían camisetas del Bucaramanga, equipo que juega en el torneo de ascenso. Según la Policía, los autores fueron puestos a disposición de la Fiscalía, pero un juez ordenó la libertad de todos porque las lesiones personales son excarcelables. Los heridos están fuera de peligro.

REDACCIÓN BOGOTÁ Y REDACCIÓN BUCARAMANGA

 

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.