Los líos millonarios del socio de Gran Estación

Los líos millonarios del socio de Gran Estación

Nexos con los Guberek y el pago de un lote lo tienen bajo la lupa de EE. UU. y de la Fiscalía.

notitle
21 de septiembre 2013 , 08:55 p.m.

Alberto Aroch Mugrabi nació en Jerusalén hace 53 años, y en los últimos 20, sin diploma y con un regular español, se convirtió en uno de los más prósperos textileros y constructores del país.

Empezó importando y vendiendo telas al fiado, junto a su tío José Mugrabi, y hoy es el principal proveedor de San Victorino, en Bogotá, y de almacenes de cadena.

Aroch también entró a las altas esferas políticas –donde tiene amigos exministros y presidenciables– y a la construcción. Le ha inyectado capital al centro comercial Gran Estación I y II, y desarrolla otro en la zona industrial de Bogotá.

Pero sus actividades comerciales lo tienen bajo la lupa de autoridades de EE. UU. y Colombia, por sus transacciones con la familia Guberek Grimberg, investigada por lavado de activos e incluidos, en julio, en la Lista Clinton.

Y si bien Aroch –hoy ciudadano colombiano, con 39 años de residencia en el país– hace parte de una lista de personas y empresas escrutadas, los montos le dan relevancia a su caso: entre el 2007 y el 2011 transó cerca de 15.000 millones de pesos en ropa con los Guberek.

“Los conozco hace 30 años. Son de la comunidad hebrea y textileros. Habíamos negociado sumas más bajas, 100 millones de pesos al año. Pero crecieron y las ventas fueron de mayor cuantía”, le explicó Aroch a EL TIEMPO, medio por el que, dice, se enteró del proceso contra sus paisanos.

Al preguntarle por qué tiene tres predios de los Guberek a su nombre, dijo que los recibió en parte de pago por las ventas: “Ninguna de esas transacciones me preocupa. Son impecables y legales”. Y a eso atribuye que ni siquiera haya buscado abogado en EE. UU. para explicárselas al Departamento del Tesoro.

Pagos en efectivo

Su segundo lío se relaciona con la compra de uno de los lotes usados en el desarrollo de Gran Estación II, en donde se levanta la torre de oficinas que ocupa la Contraloría General.

El 28 de diciembre del 2007, a través de su empresa Moda Sofisticada, pagó en efectivo 2.500 millones de los 66 mil que costó el lote y sus derechos fiduciarios.

El dinero fue llevado en maletines a una sucursal bancaria en donde les llamó la atención la cuantía.

Y aunque Aroch expidió una declaración del origen de los fondos, la consignación prendió las alarmas de la Unidad de Análisis Financiero (Uiaf) y de la Fiscalía.

“En ese momento, pequeños comerciantes de San Victorino me dieron el efectivo como pago de varias facturas que ya se vencían. El caso está abierto hace 5 años y no estoy vinculado. Hace un mes pedimos que se archivara”, aseguró el textilero.

En todo caso, los dos episodios, jurídicamente inconclusos, lo tienen dando explicaciones en bancos y llamando a diario a París o Nueva York a su tío José, uno de los principales coleccionistas de arte del mundo.

Así fue el negocio del lote en Salitre

El lote en el que hoy se levanta Gran Estación II, la Esfera y el edificio en el que funciona la Contraloría costó 66.171 millones de pesos.

La suma incluyó el pago de derechos fiduciarios que tenía un consorcio y se dividió entre ABC Salitre, la Cooperativa Nacional del Profesor (Canapro) y la Beneficencia de Cundinamarca. El pago más grande lo recibió ABC Salitre: 19.280 millones de pesos. De ese monto, 2.500 millones se entregaron en efectivo (los de la investigación). Y luego hubo un giro en cheques por 16.770 millones. Canapro recibió 10.890 millones, representados en un local de 605 metros cuadrados, en el centro comercial. La Beneficencia, por su parte, recibió un total de 36.000 millones de pesos. De ese monto, 14.000 millones se entregaron en cheque y el resto en siete locales –de 1.260 metros cuadrados– estimados en 22.000 millones. La Fiscalía decidirá en los próximos días si hay mérito para cerrar la indagación por el pago en efectivo o si continúa con la investigación.

u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.