La extorsión en Colombia empieza desde los 1.000 pesos

La extorsión en Colombia empieza desde los 1.000 pesos

En Córdoba, 189 profesores pagan 15.000 pesos al mes para trabajar. Defensoría emitió 29 alertas.

21 de septiembre 2013 , 08:55 p. m.

Tres mil pesos diarios pagaron durante casi un año bicitaxistas del sur de Bogotá a una banda de delincuentes comunes que les pinchaban las llantas o les ‘decomisaban’ sus elementos de trabajo a los que se negaban a pagar.

En Buenaventura, el principal puerto del país, los habitantes de los barrios azotados por las nuevas bandas tienen que apartar, sin falta, dos mil pesos: mil para poder salir a trabajar o a estudiar y otros mil para regresar a casa en las noches.

Así, de peso en peso, los delincuentes se hacen a pequeñas fortunas cada día. Plata que no solo va a sus bolsillos, sino a fortalecer un aparato criminal que no lo piensa dos veces para ejercer la violencia, como ha sucedido en los casos de conductores de servicio público asesinados este año en Barranquilla. En esa capital, muchos tenderos han recibido el mensaje de que ‘el derecho’ a la venta les vale 50.000 pesos mensuales.

La multiplicación de la que los expertos en seguridad denominan ‘extorsión siciliana’ –por su extendido uso en los barrios italianos en Estados Unidos– ha llevado a la Defensoría del Pueblo a emitir 29 alertas de riesgo sobre el poder de las bandas de delincuentes comunes.

Otro sector duramente golpeado por estas ‘vacunas’ indiscriminadas es el de los maestros. En tres municipios de Córdoba se documentaron 189 casos de profesores que deben pagar un cuota de 15.000 pesos mensuales para trabajar, y hay denuncias de rectores de colegios a quienes les exigen un porcentaje del presupuesto de los planteles educativos.

Según las alertas tempranas de la Defensoría, los departamentos con mayor riesgo son Córdoba, Caldas, Casanare, Risaralda, Nariño, Valle del Cauca, Arauca y Antioquia, zonas con un subregistro enorme, pues las personas no denuncian porque no solo conocen a sus victimarios sino que tienen que convivir con ellos.

En Tumaco (Nariño), entre 2011 y lo que va corrido del año se cerraron cerca de 1.300 establecimientos comerciales a causa de las amenazas, intimidaciones y atentados con explosivos que se generan por las extorsiones contra los pobladores y comerciantes.

En Trujillo (Valle), el ataque de las autoridades al narcotráfico y el debilitamiento de las bandas criminales llevaron a la aparición de pequeños grupos que viven de la microextorsión.

Igualmente se documentaron dos casos en el barrio Pradera de Barranquilla, en donde los propietarios de dos apartamentos que no tenían efectivo terminaron por escriturar sus hogares a los victimarios, lo que constituye una nueva modalidad de despojo urbano.

Según analistas, hasta hace tres años la extorsión se concentraba en empresarios, a quienes, especialmente los grupos armados ilegales, exigían millonarias sumas de dinero a cambio de no ser atacados. Ese fenómeno mutó y ahora los principales extorsionistas son delincuentes comunes que cobran pequeñas sumas de dinero en los sectores más deprimidos. Informes de la Fiscalía señalan que en Barranquilla y Medellín se registra una situación crítica por la presencia de cerca de 150 bandas que consiguen hasta 200 millones de pesos mensuales a punta de pequeños cobros.

En la capital del Atlántico, ‘los Costeños’ y ‘los Caleños’ se enfrentan por el control de las ‘vacunas’ al transporte público, el chance y el comercio. “Son pequeñas bandas; no tienen presencia nacional, a veces ni siquiera regional, y se ubican en una zona concreta extorsionando a todo el mundo, impactando de forma muy grave en los índices de inseguridad”, dijo un investigador de la Fiscalía.

Proponen aumento de penas

El Ministerio de Defensa acaba de presentar al Congreso un proyecto que aumenta las penas para los extorsionistas.

Según la iniciativa, la pena mínima sería de 16 años y la máxima, de 24 años de cárcel.

La pena podría ser aumentada si se comete desde una cárcel, si se pide dinero bajo amenaza de muerte y si la víctima es familiar de su victimario.

En el texto, el Ministerio argumenta que “la complejidad de este delito no solo radica en la dificultad para judicializar a los responsables, sino en la tolerancia que en algunos casos tiene esa práctica en las poblaciones afectadas”.

Entrevista
Policía dice que han desmantelado 70 bandas

El director del Gaula de la Policía, general Humberto Guatibonza, sostuvo que los extorsionistas atacan donde se mueve plata en efectivo, como las plazas de mercado.

¿Quiénes están extorsionando a los colombianos?

Son pequeñas bandas de delincuentes comunes que asumen por momentos el nombre de la guerrilla o las bandas para generar temor en sus víctimas, pero que en realidad no tienen vínculos con esos grupos.

¿Pero igual son un peligro para sus víctimas?

En la mayoría de los casos no tienen el poder real para cumplir sus amenazas; lo importante es que la ciudadanía denuncie, por pequeño que sea el monto exigido.

¿Cómo están enfrentando a esas organizaciones?

Tenemos toda una estrategia para atacar a toda la organización y no solo a los cobradores. Este año ya hemos desmantelado 70 bandas y nos tomamos zonas vulnerables como las plazas de mercado para hacerles inteligencia. Las denuncias están aumentando porque las personas ven que estamos actuando.

REDACCIÓN JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.