Secciones
Síguenos en:
Editorial: Una sorpresa agradable

Editorial: Una sorpresa agradable

No deja de ser irónico que el mismo sector que hace un mes fue el epicentro de las protestas que paralizaron buena parte del país, ahora se convierta en el protagonista del desempeño de la economía durante el segundo trimestre del 2013. Por más increíble que parezca, así lo certificó el Dane ayer, al reportar que el Producto Interno Bruto experimentó un avance del 4,2 por ciento entre abril y junio, liderado por el sector agrario, cuyo salto fue del 7,6 por ciento, la tasa más alta de los últimos 11 años.

Gracias a ese registro, el balance acabó siendo más favorable de lo que decían los expertos, cuyas apuestas eran considerablemente menores. Hasta el mismo Gobierno recibió con agrado la sorpresa, la cual le sirve para acallar un poco a los críticos, que han venido arreciando sus ataques.

Especialmente significativo es el hecho de que ningún ramo registró números en rojo. Incluso la industria, que entre enero y marzo anduvo de capa caída, logró volver a cifras positivas, así estas no puedan calificarse de satisfactorias.

Sin embargo, la gran noticia fue el avance de las actividades del campo. El caso más notorio fue el del café, con un incremento del 42 por ciento, explicado por una política de renovación que empieza a dar frutos. Aunque es lamentable que la mejoría coincida con precios internacionales a la baja, la situación de los cultivadores del grano sería mucho peor si los rendimientos de la cosecha –que debería llegar este año a los 10 millones de sacos– no hubieran evolucionado positivamente.

Hay que tener en cuenta que a las demás áreas agrícolas les fue bien, con un aumento del 6,7 por ciento. Lo anterior, por supuesto, no disminuye las urgencias del campesinado, pero al menos da una base sobre la cual impulsar nuevas medidas de apoyo, aparte de desmentir a quienes afirmaban que la producción nacional venía siendo arrasada por los vientos del libre comercio.

Pasando a otros rubros, se debe señalar el remplazo de los motores que impulsan la economía. Todo indica que la marcha de la minería y el petróleo, que desde mediados de la década pasada se habían convertido en la locomotora más veloz del PIB, se ha desacelerado. En lo que hace a la primera, la baja de las cotizaciones internacionales del carbón y el oro ha impactado a los que todavía son el renglón dos y tres de nuestras exportaciones. Y en lo que respecta al crudo, ya no se ven las tasas de doble dígito de otras épocas.

Ante esa realidad, todo indica que la responsabilidad de que las cosas sigan por el camino correcto recae en la construcción, cuyos dos componentes principales: edificaciones y obras civiles, se comportan favorablemente. Es de esperar, claro, que los ambiciosos planes de inversión pública que impulsa la administración Santos se concreten y este capítulo se consolide como el líder durante lo que queda del año.

Precisamente, la incógnita que hay ahora entre los especialistas tiene que ver con el segundo semestre, que originalmente había sido descrito como el de la reactivación. Aunque todavía no hay elementos para determinar si el efecto de las protestas del mes pasado fue temporal o permanente, en lo relativo al carbón sí se pagará un elevado costo a causa de un par de onerosas huelgas.

Son esas inquietudes las que impiden ser plenamente optimistas sobre la economía. Por ello, la labor de las autoridades debe concentrarse en cumplir con las tareas fijadas y devolverles la confianza a los consumidores. Solo así será posible un buen cierre al final del 2013.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.