Secciones
Síguenos en:
El baño, un espacio en pareja

El baño, un espacio en pareja

Estos son algunas claves para quienes además de compartir el baño desean invertir su tiempo juntos.

notitle

Que cuando las personas deciden unir sus vidas asumen el compartirlo todo, es cierto. Como lo es también que al final muchas parejas terminan discutiendo sobre quién usa primero el baño, o tienen discrepancias sobre cómo lo utiliza el uno o el otro y el estado en que esta habitación termina luego de su uso diario.

La solución es simple: diseñar un baño para dos que, aunque implica disponer de un área mayor, proporciona espacios propios para cada uno, hace más amable el ambiente y agiliza las distintas actividades de cuidado y aseo para el que está destinado, sin sacrificar la comodidad ni el buen diseño.

Antes de iniciar cualquier transformación es necesario tener claro el tipo de actividades que se compartirán y cuáles serán de uso exclusivo o privado para poder zonificar y parametrizar el espacio.

Diana Velásquez, gerente de producto Línea Baños de Decorcerámica, explica que “lo más usual para baños compartidos, tanto para parejas como para hermanos, amigos, etc., es crear un primer espacio para el área de lavamanos-tocador, el cual debe ser suficientemente amplio para la permanencia de dos personas a la vez”.

Agrega que el diseño moderno de estos baños permite que se manejen sus áreas ‘privadas’ (inodoro, bidé u orinal) separándolas del resto con elementos arquitectónicos livianos, como objetos decorativos tipo puertas de cristal opalizadas, elementos vegetales y muros bajos que permiten la realización de estas actividades con otras al mismo tiempo.

Otro aspecto a tener en cuenta en el diseño de la ducha es que además de cumplir con un acto de limpieza debe satisfacer la necesidad de relajación que la vida cotidiana demanda.

Determinados los aspectos anteriores, según Rocío Quintero, jefe de Línea Baños y Spas de ATTmosféras, “el segundo factor es pensar en los lugares de almacenamiento. De allí se puede partir para diseñar y adecuar un baño de pareja con espacios personales bien definidos. Los muebles pueden marcar la diferencia, sin importar si están debajo o encima de los lavamanos; incluso se puede hacer un excelente uso de los espejos que vienen con gabinetes”.

Lo primero, decidirse por lavamanos separados que definan un ambiente personal, adecuado a la proporción y el tamaño del espacio.

“En cuanto al sanitario, la mejor opción es adecuar uno con tanque de llenado bajo, preferiblemente de doble descarga para ahorrar en casa y cuidar el planeta”, agrega.

Para la regadera la sugerencia es adecuar duchones anchos que generen una salida de agua con gran potencia para que los dos puedan compartir sin dificultad. Por último, los toalleros de barra, en aro y las canastillas para el jabón son accesorios muy discretos para lucir y pueden ir por separado.

Sobre la ubicación, la experta recomienda ubicar lavamanos y sanitario sobre un solo plano, es decir, contra una misma pared, y dejar al fondo la ducha, pues este, al no ser un lugar de continua transición sino estacional, debe quedar en la última parte del recorrido.

Así se podrá aprovechar al máximo una pared lateral donde se puede ubicar un espejo de gran formato.

“Afortunadamente podemos decir que la tendencia es infinita y depende del estilo que vayamos a implementar en el diseño –afirma Diana Velásquez–, en donde cada uno de ellos, el rústico, el moderno, el vintage, el colorido, el texturizado, el oxidado, el tipo cemento, los marmolizados, tiene sus propias novedades. Lo importante es saber cómo quiero mi baño y, sobre todo, contar con una buena asesoría profesional”.

Lo que no debe faltar

Un mesón para lavamanos muy amplio en piedra natural es ideal por su belleza, su fácil limpieza, higiene y por prestar múltiples servicios.

Una buena iluminación cumple un papel fundamental en esta zona.

Es indispensable tener un buen asesoramiento en la elección de los acabados de revestimiento, pues el color y la textura de este son los encargados de brindar la personalidad y el ambiente que se buscan en el diseño.

Una buena tecnología en grifería proporciona comodidad por su funcionalidad, sistemas ecológicos y calidad duradera.

En cuanto a la ducha, existen cabezales tipo regadera (de pared o techo) pensados para la instalación doble, para dos, los cuales tienen difusores que imitan la lluvia natural, con sistemas de autopresurización que incrementan el flujo y la fuerza de la salida del agua para proporcionar diferentes sensaciones de relajación.

Una buena ventilación, natural de ser posible, un espejo de calidad y un espacio de almacenaje son los puntos claves de un baño compartido.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.