Secciones
Síguenos en:
Fallos y fallas

Fallos y fallas

notitle

Además de su destacado papel en el desarrollo del país, la ingeniería ha tenido cercana y necesaria relación con la geografía. Su actividad, como la de los militares, se realiza mayormente en el terreno, del que ha de procurarse el mejor conocimiento. Medir y anotar es su rutina permanente, y como en muchas otras cosas, y muy importante en la geografía, el que no mide no sabe, según dicen que dijo Newton.

Muchas instituciones y otras cosas buenas establecidas en el país hace muchos años se ignoran, se deforman o no se utilizan para lo que fueron creadas. A mediados el siglo XIX, Mosquera creó una comisión corográfica, dirigida por Agustín Codazzi, acompañado por figuras proceras como don Manuel Ancízar. A comienzos del siglo pasado, una Oficina de Longitudes, encabezada por el ingeniero Julio Garzón, con los eminentes ingenieros Julio Garavito, Jorge Álvarez Lleras, Belisario Ruiz Wilches, Darío Rozo Martínez y Tomás Aparicio, durante años midió, amojonó los hitos y llevó luego a la cartografía las líneas de frontera con Venezuela y con Brasil, principalmente.

A raíz del ‘conflicto’ con el Perú, se puso de manifiesto la necesidad de disponer de información y cartas militares de las fronteras y de todo el territorio. Fue así como mediante Decreto n°. 1689 de 1934, se aprobó un plan elaborado por el ingeniero Belisario Ruiz Wilches, y luego, por Decreto n°. 1440 del 13 de agosto de 1935, el presidente Alfonso López Pumarejo creó un Instituto Geográfico Militar y designó como su primer director al ingeniero Ruiz Wilches. Único sucesor y el más importante heredero científico de la Expedición Botánica para el conocimiento del territorio y sus recursos, ha sido el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, durante más de medio siglo escuela de ingeniería aplicada a las ciencias geográficas.

Sobraría decir que a lo largo de su existencia, en las negociaciones para la solución de litigios limítrofes, se contó siempre con la valiosa información disponible en el instituto y, además, con el apoyo de quienes en su momento eran las personas más calificadas para acompañar técnicamente dichas negociaciones.

Tal fue, por ejemplo, en la larga negociación con Venezuela, para la delimitación de aguas marinas y submarinas en el llamado golfo de Coquibacoa, adelantadas primero en Caracas y después en Roma, con la participación de solvente equipo técnico, encabezado por distinguido ingeniero exdirector del Instituto Geográfico.

Largamente discutido por Nicaragua desde su protocolización, el Tratado Esguerra-Bárcenas ratificó la doctrina del uti posidetis juris, atendiendo a que desde la Colonia, los territorios, mares adyacentes, cayos e islas como Corn Islands y la actual costa de Nicaragua, llamada Misquitia, estuvieron bajo jurisdicción de Colombia.

Se desconoce si en el proceso en la Corte de La Haya, además de distinguidos juristas, hubo personas con las calidades e idoneidad de quienes acompañaron las negociaciones con Venezuela. Tampoco, qué información, documentos cartográficos y argumentos técnicos se aportaron. Según lo poco que ha trascendido desde los medios, al parecer, el ‘alegato’ se ha centrado en argumentaciones jurídicas, trayendo equivocadamente disposiciones y normas internas, que es bien sabido, en estos asuntos, no se aplican, o como se dice ahora, no son aplicables.

Errores graves de Colombia fue admitir lo inadmisible, y de la Corte Internacional de Justicia, violar la intangibilidad de un tratado vigente hace más de ochenta años. Y muy lamentable falla que el que fuera Instituto Geográfico Militar sea ahora menguada dependencia subalterna del Dane.

Enrique Ramírez Romero

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.