Exitosa operación para 'enderezar' el Costa Concordia

Exitosa operación para 'enderezar' el Costa Concordia

La titánica labor de reflotamiento del lujoso crucero en la isla italiana del Giglio tardó horas.

notitle
16 de septiembre 2013 , 11:14 p.m.

Milímetro a milímetro, el crucero Costa Concordia volvió ayer lunes a mostrar la parte de su costado derecho que llevaba bajo las aguas desde el 13 de enero del 2012, cuando quedó semihundido frente a las costas de la isla italiana del Giglio, tras un siniestro que causó la muerte de 32 personas.

En una operación de ingeniería sin precedentes, en la que participaron unas 500 personas y que tiene un costo total de 600 millones de dólares, la nave fue recuperando poco a poco la verticalidad hasta que quedó enderezada sobre el lecho artificial que se instaló en el fondo marino para estabilizarla. (Imágenes del Costa Concordia, tras 21 meses encallado)

Luego de esta dispendiosa labor, que se prolongó hasta el alba, el equipo internacional de ingenieros y técnicos colocarán en ambos lados del buque unos contenedores metálicos para que pueda volver a flotar. Finalmente el Costa Concordia será remolcado a un astillero, donde le espera el desguace.

La operación, conocida en inglés como parbuckling, comenzó dos horas más tarde de lo previsto debido al mal tiempo. Luego, fue desarrollándose sin problemas, como explicó Massimo Luschi, del Observatorio Ambiental Concordia: “Las operaciones para enderezar la nave marcharon bien, no hubo grandes problemas para que dejara la roca en la que estaba apoyada. La rotación a través de los colchones que se habían instalado se realizó como se había previsto”.

Para conseguir que el crucero recuperara la posición vertical se aplicó una fuerza de 6.000 toneladas. Las maniobras duraron más de lo esperado, por las dificultades atmosféricas, razón por la cual tuvieron que prolongarse durante toda la noche.

Cuando los trabajos de estabilización llevaban ya más de 10 horas en marcha, hubo que suspenderlos una hora para retirar los cables que se había utilizado durante la primera parte de la maniobra. Se temía que pudieran interferir con los que aún estaban en tensión. Gracias a la intervención del grupo de respuesta rápida se pudo retomar la maniobra de enderezamiento sin problemas.

Corroído tras 20 meses bajo las aguas, el casco del Costa Concordía constituyó una imagen impactante que cautivó a curiosos y periodistas agolpados en el puerto de la isla del Giglio para presenciar un evento jamás antes realizado. Entre los presentes había interés, además, por saber si se encontraban los restos de las dos personas desaparecidas en la tragedia.

“Deben de estar aún bajo la quilla del Concordia, y yo espero que después de esto finalmente tengan una tumba en la que sus familiares los puedan llorar”, dijo Luciano Castro, un periodista que viajaba a bordo del crucero cuando se accidentó.

DARÍO MENOR
PARA EL TIEMPO
ROMA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.