Editorial: Por la reivindicación de El Cocuy

Editorial: Por la reivindicación de El Cocuy

15 de septiembre 2013 , 08:50 p.m.

El parque nacional El Cocuy, situado entre Boyacá y Arauca, vive un momento angustioso. No solamente está enfrentando el derretimiento de sus glaciares por el cambio climático, fenómeno que, según el Ideam, lo dejaría sin nieve antes de 20 años. Y no solo él, también los nevados del Ruiz, Santa Isabel, o el del Tolima, entre otros. Además, el turismo descontrolado está contaminando las aguas de El Cocuy y arrasando su vegetación. Y ni siquiera se salva de la agresiva minería, que ya se mueve intensamente en sus alrededores. Así lo probó un reciente informe elaborado por un equipo de fotógrafos y redactores de EL TIEMPO, quienes recorrieron la zona.

Hay que decirlo: todos esos problemas no ocurren solo allí y en un sitio marginal. Pero el hecho es grave. Este parque es una de las 10 áreas protegidas nacionales más visitadas del país. Las aguas que nacen allí contribuyen a la formación de la gran cuenca del río Orinoco, abastecen una decena de municipios boyacenses, también de Casanare (como Sácama) y de Arauca (Fortul y Tame), y a más de 3.000 campesinos.

Por su belleza, ha sido destino de alpinistas nacionales y extranjeros, al punto de que el diario estadounidense The New York Times considera que es uno de los lugares más hermosos del planeta para caminar y escalar. Por eso, si Colombia celebra con frecuencia el hecho de ser el país más biodiverso por kilómetro cuadrado, no puede ver sin inmutarse la agonía de sus principales joyas naturales. En este caso, una congoja que está instalada allí por el poco control que ha aplicado el Sistema Nacional Ambiental, liderado por el Ministerio de Ambiente, Parques Nacionales Naturales y Corpoboyacá.

Hace unos meses, el acceso a El Cocuy, por decisión de estas entidades, iba a prohibirse, pues se comprobó que muchas quebradas estaban contaminadas con excrementos humanos y de equinos. La medida se descartó, pero se prohibieron los recorridos a caballo, porque ante el descuido o tolerancia de sus propietarios, los equinos se alimentaban con parte de los miles de frailejones, que han sido arrasados en un 70 por ciento en ciertos sectores.

Decisión oportuna, pero insuficiente. La reivindicación de El Cocuy requiere medidas radicales. Frente al derretimiento de la nieve, se deberán buscar alternativas de abastecimiento para los labriegos, que, en unos años, tendrán muchos problemas para conseguir agua. Se tendrá que poner orden al acceso de visitantes (muchos ingresan sin pagar) a las zonas de camping (que no tienen baños) y al manejo de las basuras. La deforestación, que afecta principalmente a la zona correspondiente a Arauca, reclama un veto definitivo, extensivo también a la agricultura y la extracción de carbón, que se acercan peligrosamente al páramo. De permitirse esas actividades productivas, por lo menos se deberá hacer un esfuerzo para que sean sostenibles y respetuosas con el entorno.

Los retos –en El Cocuy y en otros parques del país: Tayrona, Amacayacu, Paramillo, etc.– son muchos y tienen otro obstáculo. Parques Nacionales, entidad llamada a liderar estos correctivos, enfrenta un déficit de 200.000 millones de pesos. Mantener este parque cuesta cuatro veces más de lo que tiene asignado. Así como en buena hora el Gobierno comenzó a reivindicar el sector agrario, debería darle un impulso similar al mantenimiento de los recursos biológicos. Ni El Cocuy ni los restantes 56 parques nacionales merecen seguir siendo cuidados con donativos, en medio de alertas y con correctivos improvisados, que llegan a veces demasiado tarde.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.