Jean Carlos Centeno: Le hace 'el quite' al sobrepeso

Jean Carlos Centeno: Le hace 'el quite' al sobrepeso

notitle
11 de septiembre 2013 , 09:09 p.m.

Jean Carlos Centeno no es un hombre vanidoso pero el sobrepeso lo estaba afectando. Con apenas 36 años, el intérprete vallenato llegó a pesar casi 100 kilos. Y debido a que muchos le dijeron que estaba muy gordo, cambió de hábitos, quiso recuperar su figura y verse mejor: "Estoy en dieta, buscando volver a mi talla 32. Ahora estoy en 34 y estuve en 36; en un mes he bajado 8 kilos. Por fortuna para unos y lamentablemente para otros, todo entra por los ojos y toca estar siempre listo para cualquier propuesta que salga. Quiero verme mejor en una entrevista o en un video. Las cámaras siempre aumentan siete kilos, y como estoy en 85 me veo de 92".

Está celebrando 20 años de carrera con nuevo disco y quiere hacerlo también con video promocional. Sin embargo tuvo que darle una espera al rodaje mientras se veían los efectos del tratamiento estético y los resultados del cambio en sus hábitos alimenticios. "Comía para llenarme y no para alimentarme. Ahora tengo una dieta sana, de vez en cuando hago ejercicio y juego fútbol. Quiero bajar 20 kilos en total y quedarme en 80, aunque para hacer el videoclip no necesito haber perdido todos los que quiero bajar. Ya podemos hacerlo así".

Por ahora anda comiendo ensaladas, poca harina y no toma gaseosas. "Soy estricto y en esta ocasión estoy más que decidido a estar en la talla adecuada. Fui a la nutricionista y a donde el doctor Sergio Rada. Allí me inyectan líquidos en la grasa localizada que tengo en la papada y el abdomen y que luego elimino por medio de la orina".

Varios factores tuvieron la culpa de que el intérprete estuviera así. Para empezar, desayunaba, almorzaba y cenaba después de las 4 de la tarde, cuando se levantaba, pues tocaba en la noche. "Ingería bebidas artificiales con mucho dulce y abusé de los corticoides cuando me daba alergia o gripa. Me los autorrecetaba y eso fue malo; retuve mucho líquido. Además soy una persona de mucho apetito".

Un peso en exceso que también se le atribuyó a una supuesta depresión. "No padezco de eso, pero como cualquiera sufrí al pasar por un proceso de divorcio. Las separaciones les hacen daño a la pareja y a los hijos, pero ahora todos estamos bien".

¿Pero estuvo enfermo?

Nunca tuve cáncer, como también comentaron. Dijeron que me operaron una cuerda y que había sido por eso, pero no; era un pólipo debido al reflujo y a la gastritis que me atacó por tomar muchas gaseosas y comer a deshoras. Ahora me siento mejor que cuando tenía las dos cuerdas.}

CRISTINA ESTUPIÑÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.