Secciones
Síguenos en:
Del pesimismo y a la alegría / Opinión

Del pesimismo y a la alegría / Opinión

Los colombianos pasamos con facilidad de estados pesimistas a alegría desbordante.

En realidad, el alma nacional está eclipsada. El país descuadernado. La incertidumbre sobre el inmediato futuro de Colombia, dado el caos que nos acosa con paros justos, vandalismo e inestabilidad y desorden social, desgobierno, polarización política, referendos amañados, enfrentamiento de trenes institucionales y corrupción creciente induce a la desesperanza.

Y cuando creíamos que el presidente Santos retomaría el rumbo con nuevo ímpetu, ideas, gente fresca y transparente, remoza su gabinete con representantes del pasado gris de Colombia, del elefante y el proceso 8.000. Reafirmó el convencimiento de que sólo actúa pensando en su reelección y disposición a dar y a hacer cualquier cosa para permanecer, como Samper, en el poder. Qué decepción.

Por fortuna, del pesimismo y la frustración saltamos a la alegría con el fútbol. Con la Selección que abre en la mente de los niños un sueño de mejor futuro, una semilla de valores y formación, y en nosotros la inmensa satisfacción de creer en lo propio. Viva el fútbol.

GERMÁN VARGAS MORALES
Ingeniero industrial. M.Sc. abogado
gevam22@yahoo.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.