Si no hay ajustes, podría haber problemas

Si no hay ajustes, podría haber problemas

notitle
08 de septiembre 2013 , 06:13 p.m.

 

Cuando se analizan las cifras de comercio recientes de algunos acuerdos comerciales se puede decir que las cantidades de importación de productos agrícolas en volumen son mínimas y en este sentido su impacto sobre la crisis del agro resulta marginal.

En efecto, las importaciones de los EE.UU., cuyo TLC entró en vigor el 15 de mayo de 2012, han decrecido en algunos rubros e incluso en toda la agricultura, mientras que la balanza comercial con ese país se deteriora significativamente por efecto de las importaciones de bienes industriales que se reciben en cantidades importantes.

En el caso de Europa el tema ni siquiera es considerable pues el acuerdo entro en vigencia hace mes y medio, luego sus efectos no son aún medibles de manera acertada.

Sin embargo, las importaciones regionales derivadas de acuerdos de vieja data, donde la liberación comercial ya llego a eliminar los aranceles en su totalidad como la CAN, o procesos que van muy avanzados como el de desgravación con MERCOSUR, generan ya efectos perversos sobre la producción debido a que los volúmenes de comercio que generan en productos como cebolla, fríjol o arroz son importantes pues además ingresan al país en momentos de salida de cosechas generando un doble efecto de reducción de precios al productor: el primero por bajo precio de entrada y el segundo por sobreabastecimiento en momentos críticos para el productor local.

En otros productos como la papa procesada las importaciones provienen principalmente de Holanda y Canadá, y son mínimas. Sin embargo, por ser precocidas, procesadas y sin ningún estándar de exigencia de calidad en el país, ocasionan un fuerte desplazamiento de la papa nacional en mercados y grandes superficies, reduciendo los precios del productor local llevándolo a vender a pérdida.

Caso delicado es el de la leche, pues los principales efectos en este producto se derivan de la perversa acción del mercado lácteo por reemplazantes de bajo precio que se exhiben y comercializan como leche confundiendo al consumidor y reduciendo drásticamente el precio a los productores el cual se ve afectado además por la acción predatoria de los agentes del mercado que explotan al productor apenas detectan cualquier excedente de producción, reduciéndole el precio de manera engañosa.

Así las cosas, si bien no puede afirmarse que algunos TLC estén causando aún efectos dramáticos en la producción es previsible que sumados a los que ya han avanzado sus procesos de desgravación generen, en el mediano plazo, situaciones graves en contra de los productores nacionales si no se efectúan los ajustes necesarios para neutralizar las adversas condiciones comerciales, por la vía de la competitividad.

Rafael Mejía

Presidente SAC

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.