Secciones
Síguenos en:
Incógnita sobre La Habana, en parte despejada / Análisis

Incógnita sobre La Habana, en parte despejada / Análisis

La diferencia en los ritmos de las dos partes era previsible.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de septiembre 2013 , 07:15 p. m.

La mayor incógnita del país el 4 de septiembre del 2012, cuando el Presidente anunció que se había embarcado en un proceso de paz, era lo que habría un año después. Hoy la incógnita está parcialmente despejada.

Parte de la incertidumbre se basaba en las dudas sobre la intención de las Farc. Y esta guerrilla, pese a la poca fe que tienen en ella los colombianos (el 60% no cree en un final feliz de diálogos), ha dado señales de querer cerrar el conflicto armado.

Una es el acuerdo alcanzado con el Gobierno en el tema del campo, lo que no había ocurrido en los otros tres intentos de negociación desde 1984. Y otra, aunque parezca insólito, es su respaldo al levantamiento campesino que terminó desplomando la imagen favorable del presidente Santos a 21 por ciento. Debería preocupar más que las Farc hubieran permanecido ajenas al paro.

Asumen que la transformación demandada por ellas para el campo debe pasar por la protesta de los que viven en él. Eso, para ellas, es una presión a Santos para que sepa que los acuerdos de Cuba no pueden ser de papel.

Y el Presidente, aunque no ha escapado a las vacilaciones, como cuando llamó a sus negociadores a consultas, por la pausa unilateral de las Farc y por su injerencia en el paro, está empezando a dar muestras de saber en qué nave está embarcado.

Por eso su insistencia en un pacto nacional agrario, a tono con el acuerdo de Cuba. Su reto es encontrar el equilibrio entre este y la agroindustria, y eso explica el nombramiento como ministro de Agricultura de Rubén Darío Lizarralde, gerente de Indupalma durante 18 años.

Un año después, entonces, hay negociación en marcha, un acuerdo parcial sobre tierras, acuerdos no oficiales sobre garantías para que los guerrilleros desarmados hagan política, y estos ya pidieron curules asignadas en Congreso, asambleas y concejos. Pero sigue siendo incierto el resultado final. Ni el Gobierno ni las Farc, con la voluntad de paz que reafirman cada vez que pueden, tienen todavía la respuesta.

No solo porque es difícil negociar entre partes con visiones distintas sobre el modelo económico, o porque sigue pendiente la discusión sobre la magnitud del latifundio, la agroindustria y la inversión extranjera en minería. También, porque ambos se han dado sorpresas mutuas que les han hecho perder el equilibrio.

La guerrilla, con su impulso al paro, su rechazo al marco jurídico para la paz (construido por el Gobierno para traerlas a la política), su insistencia en una constituyente y los ataques armados, que indignan al país. El Gobierno, con el proyecto para que los colombianos refrenden los eventuales acuerdos de paz en uno de los días electorales del 2014, sin oficializarlo con las Farc, y con su llamado a consultas a los negociadores tras la pausa con la que respondió la guerrilla.

El jefe de los delegados oficiales, Humberto de la Calle, ha explicado que se trata de ser precavidos y de alistar con este Congreso, que apoya el proceso de paz, un instrumento para refrendar los eventuales acuerdos. Pero el grupo guerrillero, que interpreta esto como una imposición del mecanismo de refrendación, volvió a manifestar su molestia esta semana.

La diferencia en los tiempos del proceso, las Farc sin prisa y el Gobierno apurando resultados, es otro punto irresuelto, pero no sorpresivo. Era previsible.

Hoy, ninguna de las partes sabe hasta qué punto está dispuesta a ceder la otra. Pero como dijo el comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, es el momento de despejar definitivamente la incógnita.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Editora de EL TIEMPO
@margogir

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.