Secciones
Síguenos en:
Colombia busca blindar en la ONU el proceso con las Farc

Colombia busca blindar en la ONU el proceso con las Farc

Santos irá a EE. UU. en pos de un respaldo que reduzca la posibilidad de que la CPI intervenga.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de septiembre 2013 , 07:15 p. m.

El presidente Santos no está dispuesto a dejar que la Corte Penal (CPI) interfiera en el propósito fundamental de su mandato: terminar el conflicto.

Colombia siempre ha sido respetuosa del derecho internacional, pero no quiere que esta tradición sea un obstáculo para lograr acuerdos definitivos con las Farc. (Lea también: ¿Cuál es el precio de la paz?)

Por eso Santos, como cabeza del Estado, llevará a la Asamblea General de las Naciones Unidas, a finales de este mes, el debate sobre el modelo de justicia transicional que aplicará con la guerrilla.

Lo que busca es que el mundo respete la soberanía jurídica del país para definir los mecanismos de investigación y juzgamiento de más de 50 años de guerra, lo que se traduce en blindar los acuerdos a los que llegue con las Farc de la intervención de la CPI.

El Gobierno siente que las cartas de la fiscal general de la CPI, Fatou Bensouda, en las que advierte sobre la posibilidad de que su tribunal asuma competencia en procesos juzgados aquí, son una amenaza para los diálogos. (Lea también: Incógnita sobre La Habana, en parte despejada / Análisis).

“La Corte depende de Naciones Unidas y es un órgano en el que la última palabra la tienen en el Consejo de Seguridad. Hay ciertas decisiones que puede tomar la ONU por encima de cualquier otra circunstancia”, enfatizó Santos en entrevista con Blu Radio.

Lo que le preocupa es que la presión internacional interfiera en las decisiones de la justicia local. “Debemos respetar el derecho internacional y ciertos límites, pero hay unas zonas grises, como también las hay en nuestra propia justicia”, precisó Santos, quien añadió que “esa discusión es importante tenerla para que las voces fundamentalistas no lo sean tanto que nos impidan llegar a la paz”.

El Gobierno es consciente de que estos diálogos con las Farc son los primeros a la luz del Tratado de Roma, que le dio vida a la CPI. Y también tiene claro que lo que se acuerde con la guerrilla y el análisis que de eso haga el tribunal sentarán un precedente. “Muchos jueces y voces internacionales me dicen que estamos sentando doctrina y que no podemos ceder ante ciertas presiones, porque hacia el futuro podrían obstaculizar la ansiedad de un pueblo de conseguir la paz”, enfatizó el Jefe del Estado.

Las cartas de la fiscal Bensouda ya llegaron a la Corte Constitucional. En una de ellas se indica que la suspensión de la pena, contemplada en el marco para la paz al que le dio luz verde hace una semana, es “una decisión inadecuada para los individuos que supuestamente albergan la mayor responsabilidad en la comisión de crímenes de guerra y contra la humanidad”. Es este tipo de pronunciamientos lo que incomoda al Gobierno, que los percibe como una intromisión.

No obstante, hay un antecedente digno de análisis. Cuando la sentencia C-578 de la Corte Constitucional avaló en el 2002 la ley por la cual el país ratificó el Tratado de Roma, se hizo una salvedad.

“Ninguna de las disposiciones del Estatuto de Roma sobre el ejercicio de las competencias de la CPI impide la concesión de amnistías, indultos o perdones judiciales por delitos políticos por parte del Estado colombiano, siempre y cuando dicha concesión se efectúe de conformidad con la Constitución y los principios y normas de derecho internacional”, dice el fallo.

Colombia no busca evadir la órbita de la CPI, pero Santos quiere, y ese será su mensaje a la ONU, que la comunidad internacional no entorpezca un proceso que podría ponerle fin al conflicto más prolongado del hemisferio.

‘Es una movida conveniente’
Expertos respaldan defensa de santos en ONU

La decisión de abrir un debate en la ONU sobre qué tanto debe interferir la justicia internacional en el proceso de paz que autónomamente inició Colombia con las Farc recibió respaldo de especialistas.

Javier Ciurlizza, experto en justicia transicional, aseguró que, “más que necesario, es conveniente”, porque “hay una discusión pendiente en la comunidad internacional sobre cómo atender los derechos de las víctimas sin que se obstaculice la terminación de un conflicto”. Esto lo respaldó Carlos Gaviria, expresidente de la Corte Constitucional, quien aseguró que “eso envía un mensaje a las Farc y a toda la opinión sobre el interés que tiene el Presidente en sacar adelante el proceso”. Pero el exsenador Jimmy Chamorro, que lideró el debate del Tratado de Roma en el Congreso, advirtió que “en Colombia el camino está abierto para que la CPI actúe”.

DANIEL VALERO
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.