Secciones
Síguenos en:
Así recuerdan a Francisco José Cifuentes, la víctima de David Manotas

Así recuerdan a Francisco José Cifuentes, la víctima de David Manotas

El bogotano, de 38 años, murió apuñalado por un vecino, tras hacerle un reclamo.

notitle

Los familiares de Francisco José Cifuentes no logran asimilar la manera absurda como su ser querido perdió la vida el pasado lunes, en medio de una riña con un vecino del mismo edificio en el norte de Bogotá.

David Manotas Char se convirtió en el protagonista de la tragedia, cuando Cifuentes le reclamó –en un tono agresivo, según dice la misma Fiscalía– porque tenía el volumen de la música bastante alto. La pelea terminó cuando Manotas le dio cuatro puñaladas a su vecino, quien murió después de caer del balcón del tercer piso a la terraza del nivel inferior.

Pese a este episodio, los familiares recuerdan a la víctima como un hombre enamorado de su mamá y de su abuela, de sus más de 10 amigos de la infancia, del fútbol, de los viajes a La Dorada (Caldas) y a Medellín, de las rumbas con aguardiente y de su trabajo como corredor de la Bolsa Agropecuaria.

Todos lamentan la partida inesperada de ‘Tata’, como le decían desde los 3 años. Sus amigos recuerdan que el ‘Negro’ –otro de sus apodos– era el alma de las fiestas. “Cada vez que ‘Tata’ nos veía, nos abrazaba bruscamente hasta casi rompernos las costillas; era un hombre caballeroso y atento, como esos que están en vías de extinción”, dice Carolina Rodríguez, su prima.

Cuentan allegados a Francisco José que siempre estaba muy pendiente de su mamá, Conny Ferreira. ‘Tata’ era el hijo menor.

“Si se trasnochaba en alguna fiesta, lo primero que hacía apenas se despertaba era llamar a su mamá para escucharla”, dice Mauricio Olarte, uno de sus mejores amigos, quien el jueves le dio el último adiós durante una misa en la funeraria Cristo Rey. “Lo era todo para él. La llamaba cinco veces al día para saber cómo estaba”, agrega Esteban Delgado, otro amigo.

El bogotano era administrador de empresas de la Universidad Eafit, de Medellín, viajero incansable e hincha Bayern Múnich de Alemania. El fútbol era otra de sus pasiones.

Desde sus 15 años, cuando estudiaba en el colegio Emilio Valenzuela, se destacó como arquero y capitán del equipo, con el que ganó varios torneos. “Siempre ganábamos las copas y él era el líder”, recuerda Mauricio. De hecho, desde hacía algunos meses jugaba con sus compañeros de infancia en una cancha de fútbol cinco, en el norte de Bogotá.

La tragedia truncó varios sueños del corredor de bolsa, entre ellos viajar el próximo año a Brasil para disfrutar del Mundial.

Sin embargo, sus familiares y amigos esperan que el responsable pague en prisión por lo que hizo. De mantener intacto el recuerdo de ‘Tata’ se encargarán ellos.

ALEJANDRA P. SERRANO GUZMÁN
REDACTORA MI ZONA EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.